Fútbol l División de Honor juvenil

Ceuta, otra vez la cara más amarga

  • El Cádiz sufre una encerrona en el campo del Goyu Ryu, de donde sale escoltado

goyu ryu: Pepe, Chino, Abraham, Jonhy, Fernando (Antoñito, 24'), Mohamed, Lasa, Javi (Chiqui, 66'), Chico (Pedro, 80'), Riki y Juan. cádiz: Juan Fernando, Anaya (Cristo, 46'), Gasca, Migue, Gabri, Polo, Alberto (Ismael, 70'), Juanma (Ale, 57'), Germán, Carlos y Sergio (Lora, 61'). Árbitro: Pablo Burillo (castellano-manchego). Bien. Expulsó al ceutí Lasa (53'). Amonestó a los locales Mohamed y Riki, y a los visitantes Carlos, Cristo y Ale. Goles: 1-0 (10') Chico. 1-1 (65') Cristo. Incidencias: Unas 200 personas en el José Benoliel. Al término del partido se registraron incidentes sin existir en el campo presencia policial.

El Cádiz juvenil sumó un accidentado empate ayer en Ceuta, donde al término del choque la expedición gaditana permaneció más de una hora encerrada en el vestuario a la espera de la llegada de las Fuerzas del Orden. Ambiente muy tenso y adverso contra los cadistas. Desde el club ceutí se lanzaron todo tipo de descalificaciones hacia el director deportivo del club gaditano, Julio Peguero, que ni siquiera estuvo presente en el partido y que se llevó la peor parte.

A las cuatro y media de la tarde -más de una hora después de concluir el encuentro- la expedición cadista pudo abandonar el José Benoliel con la ayuda de las Fuerzas del Orden. Los miembros del conjunto gaditano tuvieron que esperar a que el Cádiz B jugara por la tarde su partido contra el Murallas, ya que el filial y el juvenil se desplazaron a la ciudad norteafricana en el mismo pasaje.

En lo meramente deportivo, señalar que el empate fue injusto porque el equipo de Juanma Carrillo se mostró muy superior, faltándole sólo acertar en la definición. Demasiado buen rendimiento de los cadistas en un escenario con todo en contra para jugar al fútbol.

El equipo que hizo las veces de visitante llevó la iniciativa desde el primer minuto, pero le faltó concretar sus ocasiones y poder irse al descanso con ventaja en el marcador. A la vuelta de vestuarios la entrada de Cristo dio el resultado apetecido siendo este jugador el autor del empate.

El Cádiz juvenil se encontró con superioridad numérica por la justa expulsión de Lasa, pero las oportunidades no encontraron el camino del gol.

Lo peor llegó cuando el colegiado decretó el final, ya que por parte de aficionados e integrantes del club local hubo intento de agresión al colegiado e incluso a algunos jugadores del conjunto cadista, cuyo delegado, Manuel Franco, se llevó un balonazo que en un principio tenía como objetivo el colegiado.

La expedición cadista se refugió en el vestuario a la espera de la llegada de las Fuerzas del Orden, que escoltaron a todos sus miembros hasta el autobús que esperaba fuera del recinto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios