Segunda División B

A Cartagena con la ilusión por bandera

  • El San Fernando, con su once de gala, quiere dar un golpe en la mesa

Colo, que estará en el equipo titular, a punto de rematar un centro durante una sesión en Bahía Sur. Colo, que estará en el equipo titular, a punto de rematar un centro durante una sesión en Bahía Sur.

Colo, que estará en el equipo titular, a punto de rematar un centro durante una sesión en Bahía Sur. / J.A.

Vienen los complicados, pero el San Fernando no tiene miedo a nada ni a nadie. El equipo azulino partió este sábado desde La Isla con rumbo a Cartagena para afrontar este domingo un apasionante partido que, si en épocas pasadas el uno era fijo en las quinielas, a día de hoy han cambiado mucho las tornas y no es descabellado, ni de lejos, pensar en que los de La Isla podrían arrancar algo ante un equipo, eso sí, que está en todas las quinielas para terminar la temporada entre los cuatro primeros clasificados.

Por ese motivo, principalmente, el partido que se disputará este domingo es de los que hacen afición, de los que gusta jugar a todos y ninguno de los componentes del plantel azulino se quiere perder. Es por eso que la intensidad del trabajo durante la semana ha sido algo especial, con los jugadores deseosos de que llegue la hora del partido.

Pero no será tarea fácil, ni mucho menos. Enfrente habrá un toro de Miura, un equipo hecho y confeccionado para abandonar la Segunda División B, situación que lleva padeciendo algunas temporadas y que está alcanzando, en estos momentos, su punto más álgido después de un desconcertante comienzo de temporada.

En números, igualdad de puntos. En regularidad vencen los isleños. En solvencia, los de Cartagena. Es un partido, a priori, sin pronósticos y si a los últimos encuentros nos remitimos, destacamos que, desde la jornada octava, donde perdieron ante el Melilla, los albinegros habían conseguido cinco victorias, casi consecutivas, y un empate, pero el pasado domingo vieron truncada su racha al caer por la mínima ante El Ejido, donde curiosamente los isleños habían conseguido ganar hace varias jornadas por cero goles a dos. Eso hará que los locales afronten el partido heridos en su orgullo.

Por el contrario, los de La Isla perdieron su imbatibilidad en casa ante la Balona y su bagaje lejos del Iberoamericano ha sido de dos empates en las dos últimas salidas, aunque el pasado domingo, ante el Don Benito, se recuperó la senda del triunfo.

Vencer en Cartagena supondría dar un golpe de autoridad, significaría poner las cartas sobre la mesa, dejar a las claras que lo que está pasando en La Isla futbolística no es flor de un día, no es una casualidad, es más es una realidad.

En el aspecto meramente deportivo, destacar que la plantilla al completo se ha ejercitado durante la semana casi sin novedad y que no existen en estos momentos ni lesionados ni sancionados, por lo que José Pérez Herrera ha podido contar con todos su efectivos para el partido y pondrá en liza su once de gala.Éste no será muy diferente del que puso en liza contra el Don Benito ante los incondicionales isleños el pasado domingo, aunque el técnico jerezano siempre se guarda un as bajo la manga y habitualmente es partidario de dar sorpresas en los once que presenta, sobre todo en los partidos ante los grandes del grupo.

Todo está dispuesto para presenciar un gran encuentro, un partido de los que hacen afición, un choque entre dos trenes que no quieren abandonar los puestos de privilegio que ostentan en la tabla clasificatoria, donde uno, los locales, son terceros y otros, los visitantes, son cuartos, pero, eso sí, empatados a 27 puntos. Es el momento en el que los de La Isla den un golpe en la mesa y por ello viajan hasta Cartagena con la bandera de la ilusión en la mano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios