Tercera División El Cádiz B, celebrando bajo la lluvia

  • El filial se reencuentra con la victoria como local, 38 días después de la última vez, al vencer por la mínima (1-0) a un Arcos que aprieta con todos sus efectivos en el tramo final

Moisés, de los mejores hoy en el filial, avanza mientras le encara Legupin. Moisés, de los mejores hoy en el filial, avanza mientras le encara Legupin.

Moisés, de los mejores hoy en el filial, avanza mientras le encara Legupin. / Cádiz CF

La alegría ha regresado a las instalaciones de El Rosal estando el Cádiz B de por medio. El filial ha saboreado una victoria como local 38 días después de la última vez. Lejos quedaba el 1-0 al Ceuta en la octava jornada, por lo que el conjunto cadista supera una asignatura que se le había atasco en el último mes largo. Y lo ha tenido que hacer ante un Arcos peleón, aguerrido y muy del sello Pepe Bermúdez. Con una trayectoria dentro del partido de menos a más, el cuadro serrano ha acabado metiendo en su área al rival y haciendo sufrir a un Cádiz B que se ha defendido como gato panza arriba. Un penalti muy protestado por los arcenses ha decidido un choque intenso, pasado por agua y con poca calidad.

Hay que hablar de una primera parte igualada y con detalles que ponía de manifiesto que unos y otros se conocían a las mil maravillas. Sirva como dato la cantidad de ex del filial amarillo que militan en las filas del Arcos. Saturday, de cabeza por los locales, y Legupin, con un gran tiro de los visitantes, han puesto los primeros peligros estando especialmente acertado Cristian Arco ante el tiro del jugador del Arcos. Con el primer tiempo alcanzado el tramo final se ha producido una peligrosa pérdida de Nico ante Javi Navarro, cuyo pase de la muerte lo a salvado Pablo Molina -el ex del Cádiz B ha estado hoy inconmensurable- para evitar el 1-0. El descanso se ha echado encima con Saturday haciendo las veces de extremo para colarse hasta la cocina y soltar un chut que Isi envió a córner.

El paso por vestuarios ha traído otra versión del encuentro y una lluvia que ha acompañado hasta el final. Juanma Pavón solicitó más intensidad en los suyos y mayor velocidad para buscar el área contraria. Ha resultado clave que los amarillos se han hecho con la posesión del esférico y ya Braganza, en el 50’, ha avisado con un centro-chut que se ha paseado por el área pequeña. Sin tiempo para que el Arcos tomara aire, Javi Navarro ha lanzado fuerte desde una posición escorada y de nuevo ha sacado Isi. En mitad de la mejor versión cadista ha llegado la acción polémica; Cubero ha caído al césped y el colegiado decreta penalti por un supuesto agarrón al defensor cadista. Sergio ha asumido la responsabilidad y ha engañado en su lanzamiento a Isi.

La buena fase de los amarillos se ha extendido hasta el 65’ y ha llegado a ese minuto con una buena ocasión para Duarte, que ha rematado sin portero y Nico ha sacado el balón casi sobre la línea. Un par de lanzamientos de Jordi Tur han sido el epílogo final del Cádiz B antes de que los últimos 18 minutos hayan saido de claro dominio arcense. Pepe Bermúdez ha acertado con los cambios porque el Arcos ha ido creciendo dentro del encuentro; le ha quitado el balón a un adversario con más calidad y aunque no ha tenido ocasiones muy claras, sí ha sido capaz de apretar por las bandas y por el centro. Por la izquierda de su ataque José Antonio y Manolo Caballero han sufrido la fortaleza de Moisés, un jugador que sigue creciendo -ahora como lateral derecho a pesar de ser central-, y por la derecha Braganza y Cubero han cerrado todos los pasillos. Ha sido el escenario, bajo la lluvia, con el que se ha cerrado el derbi que devuelve la felicidad al filial cadista como local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios