Deportes

Butrón conoce la pena y la alegría en la cita de Bélgica

  • Es quinto en la segunda manga pero en la anterior deja de puntuar por primera vez en la campaña

La última cita en el continente europeo del Campeonato del Mundo de motocross se vivió durante el fin de semana en Bélgica, en concreto en el circuito de Lommel. Con nada menos que 21.000 espectadores en el país que es considerado la cuna de este deporte a nivel mundial, el piloto chiclanero José Antonio Butrón conoció tanto la cruz como la cara en las dos mangas de la categoría MX2.

Primero le tocó el amargor de verse obligado al abandono por problemas en el freno trasero de su moto. Esta fue una adversidad muy dura pues se trataba de la primera vez en toda la temporada que el de Chiclana no puntuaba en una manga.

Horas más tarde pudo sacarse la espina al cosechar un quinto puesto que sirve para confirmar la mejoría experimentada en los últimos grandes premios después de un año que no estaba siendo para tirar cohetes. Su salida en esta segunda manga fue bastante buena y le permitió ocupar la tercera posición y pelear por la cabeza en la vueltas iniciales, pero más tarde se demostró que los cuatro que acabaron delante de él tenían mejor ritmo de carrera. Entonces decidió dedicarse a mantener la distancia respecto al grupo perseguidor y aseguró un quinto lugar digno de aplauso.

Estos 16 puntos le valieron para ser 13º en el Gran Premio de Bélgica y de paso conservar el noveno puesto en la general del Mundial, donde acumula 337 puntos, a 26 del ruso Tonkov y con 36 más que el suizo Seewer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios