fórmula 1 gran premio de rusia

Bottas también sabe lo que es ganar

  • El finlandés supera en el arranque a los Ferrari de Vettel y Raikkonen para subirse al cajón más alto del podio por primera vez en su carrera

  • Sainz acaba 10º y Alonso ni siquiera sale

En el momento del anuncio de su fichaje por Mercedes, a Valtteri Bottas se le achacó la ausencia de triunfos en su palmarés, pero el sustituto del alemán Nico Rosberg, último campeón del Mundial de Fórmula 1, demostró en el Autódromo de Sochi que también sabe ganar.

La victoria en el Gran Premio de Rusia de 2017 ya luce en su estadística. En ese escenario brilló Rosberg el pasado año y ahí acalló Bottas las voces de sus críticos.

El Gran Premio de Rusia comenzó de manera accidentada, con un choque en la curva 2 entre los monoplazas de Romain Grosjean (Haas) y de Jolyon Palmer (Renault). Ambos quedaron fuera de carrera, al igual que Fernando Alonso, quien ni siquiera pudo comenzar. Su McLaren se quedó parado durante la vuelta de formación, por lo que la cuarta prueba del Mundial empezó con algo de retraso tras la decisión de la organización de abortar la salida.

Con un ataque decidido desde la misma salida construyó Bottas el primer éxito de su historial. El nórdico partía desde la tercera plaza, tras los Ferrari de Sebastian Vettel y de Kimi Raikkonen, pero no retrasó la conquista del primer lugar.

En pocos metros demostró por qué Mercedes había ganado las tres carreras disputadas anteriormente en Sochi. La ciudad rusa se incorporó al calendario de la Fórmula 1 en 2014 y, desde entonces, ha vencido un solo equipo. Lewis Hamilton, cuarto en esta ocasión, saboreó la gloria en 2014 y 2015. Rosberg lo relevó en 2016. Esta vez fue Bottas el que se sumó al triunfal recorrido de la fábrica en el Autódromo, un recinto contagiado por el espíritu olímpico de los pasados Juegos de Invierno.

Bottas convirtió el dominio de Ferrari, que por primera vez desde el Gran Premio de China de 2008 copó las dos primeras posiciones en la parrilla de salida, en testimonial al rebasar a Vettel y a Raikkonen en la primera curva de una primera vuelta accidentada.

Él ya era el líder en el momento en el que se produjo la colisión entre Grosjean y Palmer, y la posterior entrada en pista del coche de seguridad.

Por aquel entonces, Alonso estaba fuera de carrera. El McLaren del asturiano se quedó parado durante la vuelta de formación y, en consecuencia, no pudo tomar la salida. Adiós dijo igualmente de manera precipitada Daniel Ricciardo por un problema en su Red Bull en la vuelta 6.

La prueba derivó a continuación en un cara a cara entre Bottas y Vettel, con Raikkonen y Hamilton rezagados más atrás.

El poseedor de la pole no se rindió pese a la creciente ventaja que tomó el de Mercedes. Perfeccionó su conducción, pero debió asumir la superioridad del ganador.

Emocionado recogió Bottas el trofeo que lo acreditaba como vencedor. Inconformista tras rubricar su mayor éxito en la Fórmula 1, adelantó su próximo desafío: "Quiero ser campeón del mundo".

Una lucha menos ambiciosa mantendrán hasta final de curso Max Verstappen (Red Bull), Sergio Pérez (Force India), Esteban Ocon (Force India), Nico Hülkenberg (Renault), Felipe Massa (Williams) y Carlos Sainz (Toro Rosso), quienes completaron los puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios