fórmula 1 gran premio de rusia

Bottas cede a la jerarquía de equipo

  • El finlandés se deja adelantar cuando iba primero por Hamilton, quien aumenta su ventaja con Vettel

Los Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, emparejados en el trazado de Sochi. Los Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, emparejados en el trazado de Sochi.

Los Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, emparejados en el trazado de Sochi. / SRDJAN SUKI / efe

Mercedes expuso a los ojos del mundo la jerarquía del británico Lewis Hamilton al promocionar al líder del campeonato del Mundo desde la segunda hasta la primera posición en el Gran Premio de Rusia. En el ecuador de la carrera, una comunicación por radio trasladó al finlandés Valtteri Bottas un requerimiento: dejarse rebasar por su compañero de equipo. "Soy James (Vowles). Lewis está en riesgo contra Vettel. Su neumático izquierdo trasero tiene una pequeña ampolla", le informó el jefe de estrategia de Mercedes. Automáticamente, el finlandés se dio cuenta de que debía renunciar a la que habría sido su cuarta victoria en la Fórmula 1.

Inédito en la presente temporada (sus tres triunfos datan de 2017), el piloto de Nastola cedió su lugar a su compañero de equipo. "Yo no estoy luchando por el campeonato", asumió. Ese intercambio de posiciones en el circuito de Sochi repercutió de manera notable en la clasificación de pilotos, ya que el británico sale del parque olímpico con 50 puntos de ventaja sobre el alemán Sebastian Vettel, quien acomodó su Ferrari en la tercera posición.

La valiente estrategia de la fábrica italiana le dio momentáneamente la segunda plaza, pero sobre el trazado perdió la batalla con Hamilton. Implacable en el cuerpo a cuerpo, el inglés recuperó el segundo lugar antes de que Mercedes facilitara su avance hasta el primer puesto.

En una nueva edición del Gran Premio de Rusia, la escudería de Maranello debió aceptar la supremacía de las Flechas plateadas. Desde la inauguración de la prueba, en 2014, Sochi es territorio Mercedes. Hamilton triunfó tres veces (2014, 2015 y 2018). Nico Rosberg y Valtteri Bottas aprovecharon las concesiones del tetracampeón del mundo en 2016 y 2017, respectivamente.

Este domingo, sin embargo, no se extendió en festejos. "Valtteri se merecía la victoria, pero de cara al campeonato intentamos ganar ambos", justificó el británico, ya más cerca de decantar a su favor la puja que mantiene con Vettel por igualar los cinco entorchados del argentino Juan Manuel Fangio.

Las sonrisas sí se multiplicaron en el garaje de Red Bull. Coincidiendo con su 21 cumpleaños, el holandés Max Verstappen firmó una remontada memorable desde la penúltima hasta la quinta posición. Su compañero, el australiano Daniel Ricciardo, emuló su progreso y fue sexto.

Fuera de los puntos se quedaron los españoles Fernando Alonso y Carlos Sainz. El asturiano aceptó que su posición debía ser la decimocuarta, con un McLaren "sin ritmo". Por su parte, el madrileño confesó que no tenía "nada que hacer" tras recibir un toque del ruso Sergey Sirotkin (Williams).

Ese incidente frustró la buena salida de Sainz. "Me rompió el pontón derecho y el fondo plano", lamentó el piloto de Renault. Esos daños le hicieron "perder muchos puntos de carga aerodinámica" y sólo pudo tratar de "ralentizar a los Haas y a los Sauber" en beneficio de su compañero de equipo, el alemán Nico Hulkenberg. Él tampoco consiguió puntuar, por lo que Haas acecha el cuarto puesto de Renault en el Mundial de constructores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios