cádiz c.f.

Binomios que funcionan y son sinónimo de éxito

  • Cristian-Enrique y Carlos-Fran Cortés representan el empuje ofensivo de los cadistas desde la banda derecha y la medular

El Cádiz recupera el entusiasmo y el camino más esperado para lograr su objetivo. Y lo hace jugando como equipo, lo que representa no tener una clara dependencia sobre un jugador. El encuentro contra el Melilla demostró que el trabajo colectivo también conduce al éxito, pero dentro de esa labor merecen una mención especial dos binomios, los que forman Cristian-Enrique y Fran Cortés-Carlos. La banda derecha está dando muchas alegrías cuando se trata de atacar porque el Cádiz puede presumir en esa demarcación de contar con los jugadores con mayor verticalidad y capacidad de desborde del grupo IV. Desde la medular, Fran Cortés y Carlos demuestran que pueden jugar juntos siempre y cuando los dos se sacrifiquen para no olvidar la faceta de recuperación tan necesaria si están ellos al mismo tiempo sobre el campo.

Javi Gracia, entrenador del Cádiz, no es un amante entregado hacia las estadísticas pero las tiene presente y sabe que siempre son una fuente que permite hacer comprobaciones y manejar una información muy golosa. Las estadísticas que afectan a los binomios Cristian-Enrique y Fran Cortés-Carlos dejan datos muy significativos. Por un lado, el papel decisivo del trabajo ofensivo de la pareja que forman el defensa catalán y el centrocampista extremeño. Por ese lado del campo o por la definición de alguno de los dos, el Cádiz ha conseguido nueve de los 15 goles que lleva anotados. Hasta el momento Cristian y Enrique han estado en el equipo titular en todos los partidos de Liga y en el único de Copa del Rey.

Precisamente en la cita copera, donde los dos jugaron los 120 minutos que duró el encuentro, los dos goles del Cádiz al Conquense tuvieron al extremeño como protagonista. Puso el primero a Juanma y marcó el segundo de un certero remate de cabeza. También en La Fuensanta Fran Cortés y Carlos coincidieron juntos en el terreno de juego durante 24 minutos, en los que el equipo creó ocasiones clarísimas a pesar de crear ocasiones muy claras.

En el estreno en Liga, en Roquetas (0-2), el binomio de la banda derecha jugó los 90 minutos y generó uno de los goles. Una semana después, ante el Granada 74 (2-0) en el debut en Carranza, coincidió 84 minutos y fue protagonista en los dos tantos, aunque en uno de ellos también participó Carlos. El ex del Linares tampoco compartió minutos con Fran Cortés en la segunda cita liguera.

En la tercera jornada, en El Puerto (1-2), los dos binomios estuvieron el campo sólo cuatro minutos, los que van del 79, cuando entró en el terreno de juego Fran Cortés, al 83, cuando salió Enrique, que antes había marcado el gol del empate. Siete días después, en el segundo batacazo contra el Conquense (2-3), uno de los integrantes de la dupla de la banda derecha -la única que jugó al completo este encuentro- protagonizó la jugada que dio paso a uno de los tantos.

En San Fernando (3-4), Cristian y Enrique brindaron uno de los goles, mientras que Fran Cortés jugó ante la ausencia por sanción de Carlos. En la reciente victoria sobre el Melilla, los dos binomios estuvieron más minutos que nunca al mismo tiempo en el once, 79, y participaron en dos de los tres goles. Carlos marcó de falta y Toedtli lo hizo tras un gran servicio de Enrique.

Los números mandan y reflejan que del rendimiento de las dos parejas de moda en el equipo, depende en buena parte la faceta goleadora. Que Cristian y Enrique funcionen desde la derecha y que Carlos y Fran Cortés, juntos e incluso por separado, lo hagan por el centro representan el potencial de un Cádiz que muestra al resto de adversarios las principales armas que le convierten en el principal favorito al ascenso del grupo IV.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios