ciclismo lVuelta a España

Bennati culmina la faena

  • El italiano hace bueno el trabajo del equipo RadioSchack durante toda la jornada al lograr la victoria y evitar que Degenkolb acumule su quinto triunfo al sprint

El italiano Daniel Bennati (Radioshack), se impuso por velocidad en la decimoctava etapa de la Vuelta disputada entre Aguilar de Campoo y Valladolid, la más larga de la presente edición con 204,5 kilómetros, jornada de tregua tras múltiples batallas en la que Alberto Contador mantuvo el maillot rojo.

Bennati, de 31 años, evitó que el alemán Degenkolb lograra la manita rematando el buen trabajo del RadioShack durante toda la jornada, primero para echar abajo la fuga del día y después para colocar a su velocista, que aprovechó la ocasión para alzar los brazos por delante del británico Ben Swift (Sky) y del australiano Allan Davis (Orica).

Los favoritos pasaron un día relativamente tranquilo, pero tuvieron que dar pedales a fondo hasta la línea de meta en la capital pucelana. Después de las batallas en la montaña hubo tregua. Si acaso alguna alarma cerca de meta ante la posibilidad de que se presentara el viento.

El Katusha se puso en cabeza para formar un posible abanico, pero sin el concurso del viento eso es imposible. Fue el único momento que alteró al líder, pero Contador estuvo bastante más atento que Purito en el Collado de la Hoz el miércoles.

Así se salvó la jornada para los gallos, emplazados para la Bola del Mundo, donde volverán las rampas de pánico. Contador, que acabó "con dolor de piernas", corrió con una perspectiva diferente. Antes con la obligación de atacar, ahora "más conservador". Sigue manteniendo a Alejandro Valverde a 1.52 minutos y a Purito a 2.28.

Una etapa frenética que finalizó con una media de 47,7 kilómetros hora, de nuevo movida desde el banderazo inicial en Aguilar de Campoo, localidad que recordó al malogrado Alberto Fernández, el Galletas, que perdió la Vuelta de 1984 por 6 segundos ante el francés Eric Caritoux. No hubo tregua hasta el final, ya que el pelotón no permitió que llegara a buen puerto la fuga habitual.

En esta ocasión compuesta por Veloso (Andalucía), Bookwalter (BMC), Smukulis (Katusha), Maté (Cofidis) y Keizer (Vacansoleil), que aguantaron hasta 17 kilómetros de meta. El Argos Shimano y el RadioShack fueron los perros de presa, los que no permitieron que sus guepardos se pusieran a prueba. El nombre del favorito estaba escrito: John Degenkolb, que luchaba por su quinto triunfo, pero en la recta de llegada quedó ligeramente cortado y no pudo asomarse en cabeza.

La gran oportunidad para sus rivales. Entre ellos Daniele Bennati, que será compañero de Alberto Contador en el Saxo Bank la próxima temporada, un esprinter de los que han triunfado en las tres grandes: 2 etapas en el Tour, 3 en el Giro y 6 en la Vuelta, la última la pasada temporada en Vitoria. La pantera de Arezzo dedicó la victoria al último ganador de la Vuelta en Valladolid, año 2008, su compañero de equipo Wouter Weylandt, el ciclista belga fallecido en la tercera etapa del Giro de Italia 2011.

"Me gusta que me llamen pantera porque es un animal que siempre guarda un zarpazo final cuando nadie se lo espera, y eso es lo que he hecho yo", dijo el italiano en la meta de Valladolid, en plenas fiestas de Nuestra Señora de San Lorenzo.

Con eso no contaba Degenkolb, una víctima del depredador italiano, que se unió a la fiesta. En Madrid se volverán a ver las caras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios