fútbol tercera División

Autocrítica a pesar del punto en el Barbadillo

  • Mere, descontento con la imagen del filial amarillo en la visita a Arcos

Mere realiza una indicación en el transcurso del Arcos-Cádiz B. Mere realiza una indicación en el transcurso del Arcos-Cádiz B.

Mere realiza una indicación en el transcurso del Arcos-Cádiz B. / ramón aguilar

El empate en el Antonio Barbadillo se puede considerar un buen premio en cualquier circunstancia, ya que el Arcos es un equipo llamado a estar en la zona alta del grupo X de Tercera. Sin embargo, el punto obtenido por el Cádiz B ha dejado un sabor agridulce por la imagen del equipo, lejos de lo exhibido en las jornadas anteriores. El filial quizás no mereció ese punto, pero la realidad es que el conjunto local tampoco puso demasiada carne en el asador para quedarse con el premio gordo.

El empate del conjunto de Baldomero Hermoso Mere tiene un análisis positivo desde el momento en el que sigue en una posición -segundo, empatado con el líder Algeciras- que no se contemplaba antes de empezar la temporada y que se trata, también junto al Algeciras, del equipo que recibe menos tantos dentro del grupo X. Hay un Cádiz B muy fiable en el trabajo defensivo. También es favorable el descaro de un equipo joven y recién ascendido que no se arruga en ningún encuentro ni contra ningún adversario.

La cara menos afable del equipo ha ido tomando forma en las dos últimas citas ligueras. Hace dos semanas sufrió para igualar un 0-2 ante el Sevilla C, por culpa de una muy mala primera parte. Y el pasado sábado, en Arcos, la imagen para olvidar tuvo lugar a partir del descanso. El propio Mere lo entendía de esta manera. "La primera parte tuvo un guión normal, pero en la segunda mostramos un nivel muy bajo y lo normal es que nos hubiésemos ido perdiendo. Hubiera sido de justicia. No recuperamos el balón y estuvimos muy desacertado en todo", explicaba al técnico del filial al analizar el encuentro.

El entrenador portuense se quejaba amargamente de aspectos que se vieron en Arcos y que, a su juicio, no deben tener cabida en su equipo. "No dimos cuatro pases, hemos tenido dificultades para ganar duelos directos y cuando el balón caía al suelo y había que llevarlo controlado, no éramos capaces de conectar".

Mere transmitía que "es el momento de hacer autocrítica y olvidarse de la clasificación". "Tenemos que alejarnos de la imagen que dimos en Arcos. Nos hemos caracterizado por competir siempre muy bien, hasta en las derrotas la campaña pasada. No tuvimos intensidad -continuaba- y he visto al equipo muy desacertado". Para acabar, sacó una lectura favorable: "En Arcos es difícil puntuar y también hay que valorarlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios