fútbol liga santander

El Athletic frena al Madrid

  • Reparto de puntos en un duelo intenso en el que Isco iguala el tanto inicial de Muniain

  • Unai Simón neutraliza las acometidas madridistas

El madridista Varane persigue al delantero del Athletic Iñaki Williams. El madridista Varane persigue al delantero del Athletic Iñaki Williams.

El madridista Varane persigue al delantero del Athletic Iñaki Williams. / luis tejido / efe

El Real Madrid sumó su primer tropiezo en la Liga al no poder pasar del empate 1-1 en un intenso duelo en la cancha del combativo Athletic Club. Con un Unai Simón sobresaliente bajo palos, los vascos truncaron la racha del vigente campeón de Europa que, tras tres victorias consecutivas, cedió sus dos primeros puntos en el campeonato.

El gol de Isco en el minuto 63 neutralizó el anotado por Iker Muniain en el 32', pero no fue suficiente para que los dirigidos por Julen Lopetegui atraparan de nuevo al Barcelona que, con 12 unidades, se queda solo en la cima de la Liga.

Fallaron los blancos en su compromiso más exigente en lo que va de campeonato, después de dos semanas de parada de la Liga por las selecciones. Ni Gareth Bale, ni Karim Benzema ni Luka Modric encontraron respuestas individuales para imponerse a un Athletic que, en lo colectivo, supo replicar al Real Madrid.

Tal y como había anunciado Eduardo Berizzo, su Athletic fue valiente e incisivo ante un Real Madrid que tuvo más la pelota, pero de manera inocua, sin suficiente movilidad.

La entrada de Dani Ceballos y de Marco Asensio en el once de Julen Lopetegui, en detrimento del brasileño Casemiro y de Isco, dio más velocidad a los blancos, sin que eso se tradujera en más ocasiones de gol.

Las dos más claras del primer parcial las firmaron el propio Asensio y Modric y ambas encontraron la buena intervención de Unai Simón, protagonista principal del duelo.

Sus paradas reafirmaron a un Athletic que, entre una y otra jugada, aprovechó para adelantarse con un tanto que casi firmaron al unísono Muniain e Iñaki Williams. Los dos remataron, en el área chica, la fantástica asistencia de Óscar de Marcos desde la derecha. Pero el gol subió al contador de Muniain, el último en tocar el balón, que en el segundo parcial tuvo que retirarse por lesión.

A remolque en el marcador, los de Lopetegui perdieron fuelle y no encontraron manera de replicar a un Athletic siempre intenso.

A la vuelta de la pausa, el entrenador del Real Madrid movió el banco en busca de respuestas. La entrada de Casemiro por Ceballos no mejoró a su equipo. La de Isco por Modric, sí.

Con un buen cabezazo a centro de Bale, el internacional español firmó el gol del empate blanco. Unai Simón no pudo entonces intervenir de manera decisiva, como minutos antes había hecho, autocorrigiéndose ante Sergio Ramos después de un mal despeje a disparo de Bale.

Fue también Isco quien provocó en la frontal del área una peligrosa falta que desperdició el capitán del Real Madrid. Y quien, en los minutos finales, intentó contrarrestar el evidente cansancio de sus compañeros.

El Athletic, aguerrido, resistió y revivió después de capear un pequeño chaparrón. Con el aliento de su hinchada, los de Berizzo aún rozaron el gol de la victoria en acciones de De Marcos, Williams y Susaeta. Pero el belga Thibau Courtois respondió bien.

Asensio tuvo también una buena oportunidad para firmar los tres puntos, pero Unai Simón, de nuevo, lo evitó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios