fútbol liga europa

El Athletic evita el precipicio

  • Un tanto de Iñaki Williams en el último suspiro deja con algo de vida a los de Ziganda tras firmar un pésimo encuentro ante el desconocido Östersund

Aduriz protege el balón ante el jugador del Östersund Papagiannopoulos.

Aduriz protege el balón ante el jugador del Östersund Papagiannopoulos. / Robert Henriksson / efe

Un gol a última de Iñaki Williams rescató al Athletic del precipicio que se le abría a sus pies en Suecia con una derrota ante el Östersund que le dejaba casi eliminado en la fase de Grupos y que al final fue un empate que le mantiene un hilo de vida pero que no empaña para nada el mal partido de los leones en el Jämtkraft Arena.

La primera jugada de peligro fue del Athletic, una combinación de derecha a izquierda al minuto y medio de choque que finalizó mal Córdoba, con un disparo muy desviado, estando solo ya en el área y en muy buena situación. Fue un espejismo, ya que a partir de ahí el Östersund se hizo con el control del juego y no dejó de probar a Iago Herrerín, el mejor de su equipo sin duda y el gran héroe en el 0-1 al descanso. Hasta tres intervenciones importantes encadenó el meta bilbaíno en los primeros cinco minutos para mantener el 0-0 en el marcador.

Sin embargo, una jugada un tanto afortunada visitante, un centro chut sin mayor intención de Balenziaga desde casi medio campo supuso un cambio de rumbo del partido. Ese cambio se concretó en una jugada bilbaína, aún mas afortunada. El regalo de Keita que dio el 0-1 a Aduriz. Al meta local le salió demasiado largo el control de una cesión de Mukiibi y además se resbaló ante la presión de Keita, que se hizo con la pelota y dejó que Aduriz marcase a puerta vacía.

Se paró durante el partido durante el segundo cuarto de hora y el Östersund volvió a la carga llegándose a la media hora con un par de ocasiones de Edwards, a quien Iago Herrerín le apuró para que fallase. De esta forma, salió vivo el Athletic de la primera parte, pero la segunda le fue un calvario con la remontada local. La inicio Gero aprovechando un mal rechace del meta rojiblanco y un posterior mal despeje de Laporte a otro disparo de Edward desde el borde del área. Y en el enésimo disparo desde esa misma posición, Edwards encontró la red con un lanzamiento a bote pronto que se fue abriendo hasta tocar la red sin que Iago Herrerín lo viese llegar y con Bóveda desesperado viendo entrar el balón.

Un remate de Raúl adelantándose a la defensa local no paró el aluvión de los de blanco, que no marcaron el 3-1 por cierta falta de fortuna y acierto y porque Herrerín, a pesar de su error en el 1-1, tuvo una tarde excelente. Ya al final, Iñaki Williams apareció como salvador del Athletic, que pudo salir con vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios