Fútbol | Tercera División

El Arcos vuelve a las andadas en el Barbadillo (0-1)

  • El acierto del filial decide el mano a mano entre los de Pepe Bermúdez y el Córdoba B

Maqui trata de frenar a un futbolista del filial cordobesista. Maqui trata de frenar a un futbolista del filial cordobesista.

Maqui trata de frenar a un futbolista del filial cordobesista. / Arcos CF

El Arcos volvió a las andadas en el Barbadillo, donde encajó su séptima derrota en catorce partidos. Se daban cita dos estilos muy distintos de fútbol, dos visiones contrapuestas en la construcción de juego. El Arcos con un juego muy peligroso arriba, un equipo bastante replegado atrás. Intentó abrir marcador durante la primera parte, fundamentalmente. En el lado visitante, un rival muy sólido, muy bien hecho, muy bien posicionado en el terreno de juego. Además, con unos jugadores muy buenos.

Empezó avisando el Córdoba B por medio de Chuma, el goleador del equipo. Lo siguió Moyano, pero Iván López mostró un juego sereno bajo palos, desviando a córner o parando todo lo que le llegaba. El Córdoba respondía con jugadas, no muy peligrosas, pero que daban a entender el tipo de equipo que es: difícil de vencer. Disfrutaron de muchas ocasiones. El primer aviso claro fue de Marcos Rosa, con un tiro raso que rozó el poste derecho. Tiro muy potente que se va fuera por poco.

El Arcos de Pepe Bermúdez no se encogió, y lo intentó varias veces por medio de Giráldez, sobre todo al remate de centros largos. Pero el ariete llegaba tarde o se colocaba mal. Cosa que no hacía Llamas, el meta del Córdoba, que detuvo las ocasiones más claras de los locales. Lo intentó Sarmiento, avisando con un tiro de falta directa. Empezó a mostrarse como un jugador brillante, se va convirtiendo en el jugador más completo del Córdoba y el más peligroso del partido.

El Arcos no le hace ascos al partido, ocupa bien los espacios con un sistema de juego que contiene a los rivales y les permite jugar de tú a tú. Pero la falta de sincronización en las jugadas claras evitó que los locales se adelantaran en el marcador. En todas las ocasiones que crearon, les faltó algo para finalizarlas. Si Giráldez hubiera logrado rematar alguno de los centros que le llegaron, se hablaría de un partido muy distintos.

El Córdoba B impuso su juego corpulento. Sobre todo sus centrales, que parecían dos torres en el terreno de juego. Un equipo muy fuerte que se maneja estupendamente en el centro del campo, muy dinámico. Con Sarmiento como figura, y un seguro bajo palos, el Córdoba llegó con más claridad, pero sin mucho peligro.

Caballero, persiguiendo a un jugador del Córdoba B. Caballero, persiguiendo a un jugador del Córdoba B.

Caballero, persiguiendo a un jugador del Córdoba B. / Arcos CF

En la segunda mitad, el Arcos lo intentó con más centros. En el 60, Giráldez tiene la ocasión más clara del Arcos en todo el partido. Recibió Giráldez un pase en la medialuna del área de Adri Romero, y fusiló con un disparo cruzado que se fue desviado por poco. Tras el susto, Sarmiento pidió protagonismo. Asociado con Fran Ávila, empezó a hacer daño, haciendo diagonales, paredes, disparando... aunque algo desviado. Pero la defensa local seguía muy bien colocada.

Al Arcos le faltó el toque que sí tenia el Córdoba. Le faltaba aire y se iba replegando atrás, hasta que en el 85 una jugada de Fran Ávila por la izquierda, que ya lo había intentado con centros altos, centró un balón raso hacia atrás... y Sarmiento empalmó el balón con la zurda. Un disparo cruzado que logró superar a Iván López. Ahí se acabó el partido y se selló una nueva derrota del Arcos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios