Fútbol | Tercera División

El Arcos gana al Espeleño (3-2) y toma aire

  • Los pupilos de Pepe Bermúdez se colocan cuatro puntos por encima del descenso.

El Arcos encadena tres partidos seguidos sin perder -dos victorias y un empate- y toma más aire con respecto a los puestos de descenso. Los de Pepe Bermúdez dieron un nuevo paso adelante superando de manera agónica al Espeleño.

El partido empezó con una opción del Arcos a los 35 segundos, mediante Álvaro, a quien le llegó un balón después de un centro de Sergio y en la boca de gol disparó fuera. El Arcos, mediante este fútbol directo, de duelos individuales y segundas jugadas, fue metiendo atrás a un adversario que en la primera mitad se mostró débil. En el minuto 26 llegó el primer tanto, obra de Caballero, que remató después de romper las líneas con una diagonal, y desde la frontal tiró de zurda raso y al palo del portero, que tardó un mundo en reaccionar. En el minuto 39’ un tiro de Pablo Mogollón se fue fuera por poco y en el 45, buena parada del portero del Espeleño en una falta a cargo de Adri Romero.

En la reanudación, Gonzalo evitaba el segundo con una buena intervención. Y en el minuto 53 una diagonal de Fede Carmona terminó con un disparo que acabó rozando el palo. A cargo de Sergio Ortiz empató el partido de penalti el Atlético Espeleño, en una jugada de pena máxima cometida por Nico, que tocó con la mano el balón dentro del área. 

Poco después el Arcos se puso de nuevo por delante al desviar Giráldez un lanzamiento desde la frontal. En el minuto 86 llegó el tercero del Arcos a cargo de Sergio Jiménez, que cabeceó un centro de Borja, que acababa de entrar en el campo. El atacante se lanzó en plancha para dar una ventaja que parecía decisiva para los arcenses. Sin embargo, Sergio Ortiz añadía pimienta al partido con el 3-2 en un lanzamiento de falta que sorprendió a Isi. Los cordobeses se lanzaron entonces al ataque total para impedir la victoria del Arcos, que aguantó el chaparrón final y sumó tres puntos que les colocan con cuatro por encima del descenso. Hay que seguir remando pero la permanencia está un poco más cerca. En cambio, al Espeleño se le va agotando el tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios