Fútbol | Segunda División B

Alicientes por doquier en el derbi Algeciras-San Fernando

  • El equipo azulino persigue en el Nuevo Mirador reforzar su tendencia ganadora en un encuentro muy familiar.

Amelibia, que volverá al pivote defensivo, es perseguido por Jorge García antes de golpear el esférico.

Amelibia, que volverá al pivote defensivo, es perseguido por Jorge García antes de golpear el esférico. / J.A.

El derbi que esta tarde acogerá el Nuevo Mirador es algo más que un derbi. Es un partido donde ambos equipos buscarán el darle continuidad a la racha positiva que atesoran y que les debe conducir a su objetivo. El local con su firme intención, sobre todo tras ganar en Córdoba, de salir de los puestos complicados de la clasificación con la intención de poder respirar con tranquilidad. Y el visitante para coger comba, de una vez por todas, después de su triunfo el pasado domingo ante el Cádiz B (2-0), con los puestos de privilegio de la tabla clasificatoria, de los que le separan apenas tres puntos para estar entre los cuatro primeros. Es el firme objetivo del conjunto que dirige Alberto González.

Por eso el partido ha levantado una tremenda expectación en tierras algecireñas, donde acudirá un número importante de aficionados azulinos para presenciar el choque 'in situ' y soñar con una vuelta a La Isla con una sonrisa de oreja a oreja por la consecución de los tres puntos.

Pero el morbo no solamente está en el terreno de juego. También habrá morbo en los banquillos porque al frente del San Fernando estará Alberto González y, al frente del Algeciras su hermano menor, Enrique González, que suplirá al sancionado Salva Ballesta. Otro aliciente más para un gran partido.

En el aspecto deportivo, dos bajas importantes para los de La Isla que viajan a tierras algecireñas sin su capitán, Pedro Ríos, cuyas molestias en el cuádriceps le impiden ser de la partida por segunda semana consecutiva. Y la del centrocampista Raúl Palma que, desde que cayese lesionado en el encuentro ante el Sevilla Atlético hace ahora dos semanas, no ha podido entrenar con el resto de sus compañeros y será baja para el partido entre azulinos y albirrojos.

Por lo demás, todo hace indicar que Alberto González le dará continuidad a los mismos hombres que ofrecieron una más que grata imagen el pasado domingo ante el Cádiz B, aunque, eso sí, recuperará al cancerbero Rubén que, tras cumplir su partido de sanción, volverá a estar entre los tres palos.

Todo hace indicar que será, de nuevo, el vasco Amelibia el que ocupe la posición de pivote por delante de la defensa, esa que pertenece, desde que comenzó la temporada, a Raúl Palma. El trabajo del central en el mediocampo dejó muy satisfecho a todos y no sería de extrañar que el técnico malagueño diese continuidad a la opción.

Todo está preparado para un gran derbi, un partido de sensaciones, de los que hacen afición, de los que gusta jugar. Y es que los objetivos de ambos conjuntos están muy cercanos, prácticamente tocándose con la punta de los dedos y para que estos se logren todo pasa por derrotar a un rival de la misma provincia. Lo que si tenemos claro es que sea quien fuese el vencedor del derbi, saldrá lo suficientemente reforzado del encuentro de cara al esprint final de la competición doméstica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios