Deportes

El Algeciras, entre dos aguas

  • Lo que pase ante el Cacereño decidirá si se mira hacia arriba o hacia abajo

Después de un descanso merecido, el Algeciras retoma el pulso, la competición. Quedó atrás un año redondo, con un ascenso, el enfrentamiento en Copa del Rey con un equipo de Champions y otras muchas historias que están escritas en un capítulo importante dentro de la centenaria historia algeciristas. Pero hay que seguir. Toca continuar con la segunda vuelta de la temporada y hoy los albirrojos reciben al Cacereño, el que fue el primer rival de vuelta a la categoría de bronce y la primera víctima albirroja.

Nueve puntos por encima del descenso y a nueve del cuarto, el conjunto que dirige Manolo Sanlúcar se encuentra en una zona de cierta comodidad aunque todavía busca su destino en su regreso a la categoría de bronce, su límite, su techo. Tal vez, el ecuador de la clasificación sea su sitio pero el técnico de Bornos siempre pide más, exige más a los suyos, lo que sirve también para mantener la tensión, evitar la relajación y que el equipo se acerque demasiado al riesgo.

Con 26 puntos, el Algeciras tiene más de la mitad de los puntos que suelen necesitarse para certificar la permanencia, lógicamente el primer objetivo.

El Algeciras, además, vuelve a afrontar un calendario complicado, si es que alguna vez lo ha tenido fácil en este grupo IV, y recibe a un Cacereño en horas altas, mirando hacia los puestos nobles de la clasificación, muy distinto y mejorado tras un comienzo con bastantes resultados negativos. Luego llegarán San Fernando y Cádiz en otros dos encuentros de rivalidad y gran dureza.

La plantilla regresó tras una semana de descanso con las pilas cargadas. El preparador físico albirrojo, Fernando Moreno, aseguró que el equipo volvió dentro de los parámetros deseados y que la parada no sólo ha servido para tomar fuerzas sino también para aliviarse mentalmente tras un mes de diciembre muy duro.

En cuanto a disponibles, la única baja segura es la de Javi Chico. El martes sabrá si se opera o no del pubis. Todo apunta a que pasará por quirófano. Mientras, Manolo Sanlúcar y el club trabajan para reforzar al equipo al saber que el capitán estará fuera de juego para bastante tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios