Fútbol | Primera División RFEF

Alberto Achirica abandona el San Fernando

  • El segundo al mando de la dirección deportiva anuncia el final de su labor en la entidad y argumenta que "no estoy a gusto y para no sumar, lo mejor es marcharme"

Achirica (i), junto al presidente Louis Kinziger (c) y Filippo Fusco en un entrenamiento del equipo.

Achirica (i), junto al presidente Louis Kinziger (c) y Filippo Fusco en un entrenamiento del equipo. / J.A.

Punto y final a su periplo en el San Fernando. El hombre que llegó, hace ahora 16 meses, para hacerse cargo de la dirección deportiva del equipo isleño tras el desembarco del grupo inversor en el cuadro de La Isla, ha dicho basta y ha presentado su dimisión irrevocable. Alberto Achirica se despidió de su cargo y lo hizo en una rueda de prensa donde quiso agradecer a muchos el trato que han tenido con él, y donde argumentó el porqué de su marcha.

El ya es director deportivo azulino, que deja a su paso el ascenso a la Primera RFEF, afirmaba que “ha sido una montaña rusa de sentimientos, de resultados, de experiencia, de situaciones positivas y negativas, y es el momento de decir adiós”. “Tengo la certeza de que por trabajo no ha quedado para intentar que todo saliera bien y, por supuesto, me marcho con el orgullo de que el año pasado conseguimos el objetivo propuesto, que no era otro que el de estar esta temporada en la Primera RFEF”.

De la misma forma, Achirica señalaba que “el club ha crecido enormemente y no tiene que ver nada con el que era hace 16 meses y en una pequeña parte de ello también me siento culpable”. “La entidad se queda en manos de gente muy capacitada, pero siento que no puedo sumar en estos momentos y, por ello, es preferible dar un paso al lado”, argumentaba.

Tocaba el turno de agradecimientos y en ellos, Achirica no quiso dejarse a nadie en el tintero, comenzando de manera especial con “Pedro, Pity y Juanjo, que han hecho mucho por mí”, continuando por “Cristian, ‘el coletas’, Pedro y Lele, que han compartido conmigo el día a día y que han sido personas maravillosas a las que le tengo un cariño especial por lo que me han ayudado”.

No se dejó atrás al “cuerpo técnico del año pasado, a quienes no tuve la oportunidad de agradecer públicamente la temporada donde conseguimos un objetivo muy difícil, en un contexto complicado como fue el ascenso y, por supuesto, al de este año donde Nacho Castro, Narcís o Pablo son personas geniales y grandes profesionales, así como a David Valle, o Suso, a las que le deseo lo mejor del mundo y estoy plenamente convencido de que este año también lograrán el objetivo propuesto que no es otro que el de mantener la categoría”.

Mención especial tuvo para “nuestro presidente, Louis Kinziger, más que un presidente, un amigo, que sabe que me tendrá siempre”. “Llegó al club como director de operaciones y pasó a director general para ser presidente y cabeza visible. Han sido innumerables horas de trabajo, de reuniones, de viajes, muchos partidos sufriendo, de tristeza y alegría que se han quedado grabados. Es lo mejor que me llevo de aquí”.

Alberto Achirica también dejó a las claras que “no me voy porque tenga problemas con Felippo Fusco, que siempre me ha dado mi sitio y que siempre me ha valorado, respetando mi persona, pero a día de hoy no me siento capacitado de sumar en el lugar en el que me encuentro, podría estar en mi despacho viendo vídeos y tranquilo, pero no pienso que sea mi lugar y yo no me siento cómodo así, de la misma forma un equipo no puede tener dos directores deportivos y es el momento del adiós”.

En cuanto a las críticas recibidas, señalaba que “pienso que desde que me bajé del coche en el Bahía Sur he sido el foco de atención y desde ese día han sido palitos en la rueda constantemente, sin nombrar a nadie porque no es necesario, uno ha tenido el cargo de director deportivo y se asume la posición pública de uno”. “No podemos entrar a valorar las formas porque cada uno es como es. Lo cierto es que no he tenido tiempo ni para respirar. Cada uno sabe sus actos y sus responsabilidades”, sentenciaba.

"Es la decisión correcta en el momento correcto y estoy muy satisfecho del trabajo realizado"

En cuanto a la confección de la plantilla de este año señalaba que “somos un grupo, desde la dirección deportiva hasta el cuerpo técnico y no pienso que haya un fallo de confección de plantilla”. “Sí es cierto que se tenía que haber apuntalado algunos aspectos más débiles. Estamos en una Liga muy difícil y hay que estar unidos para lograr el objetivo”.

De su paso lo más bonito fue, sin duda alguna, “cuando Hugo marcó el gol en Tenerife, porque vi como una plantilla que había estado tensionada todo el año, con los problemas que nos dio el covid y lo complicado que fue, se liberó y los que tuvimos la suerte de vivirlo, disfrutamos mucho con el ascenso”. “Voy a echar de menos el trabajo diario, a los amigos no porque esos no se pierden, pero es la decisión correcta en el momento correcto y estoy muy satisfecho del trabajo realizado. He dado todo lo que tenía y un poco más. Han sido incontables las horas que hemos estado trabajando. Esto es fútbol y para meterte en este mundo hay que tener un poco de locura que también tienes que saber administrar. Es lo que toca y ahora, lógicamente, estaré mucho más tranquilo”.

Alberto Achirica se despidió, en la misma sala de prensa, de todos los que tenía que despedirse y su voz en el San Fernando se apagó. Con él se va un trozo de historia del San Fernando, porque, pese a quién le pese, fue el director deportivo que ascendió al equipo azulino a la Primera RFEF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios