Deportes

Advertencia desde el cariño

  • Armando y Pavoni alertan sobre el peligro de las exigencias que sufre el Cádiz por tener el ascenso como objetivo · "Si no consigue subir a Primera, el Cádiz es un infierno", comenta el argentino

Desde fuera suelen verse detalles que no se aprecian dentro del ojo del huracán. En un momento de dudas, de crisis y con un proyecto global que no se sabe adónde puede llegar, es interesante conocer la opinión de los que han estado hace bien poco dentro del vestuario cadista y que ahora, jugando en Primera defendiendo otra camiseta, son espectadores de excepción de lo que está aconteciendo en el deprimente presente del club.

Armando es titular en el Athletic y se puede decir que está triunfando. Pavoni se encuentra en el sóleo y va a estar dos semanas parado, pero hasta el momento era también titular en el Asteras Trípolis, que sigue quinto en la liga griega. Ambos siguen la actualidad cadista a base de llamadas telefónicas casi diarias y por internet. Han sido muchas temporadas en el club gaditano y muchas horas compartiendo vivencias con otros futbolistas.

"Hablo todas las semanas con algunos de mis ex compañeros del Cádiz y antes de mis partidos hablo con Férez, que me da el punto psicológico necesario. El domingo, antes de jugar en Almería, estuvo pendiente de lo que pasó contra el Castellón y fue una pena no ganar ese partido. Las urgencias son malas consejeras y como desde que descendimos de Primera se marcó el objetivo de ascender, ahora lo que no sea estar arriba parece un desastre. Si te fijas, son muy pocos los equipos que parten con la vitola de favoritos para subir y que lo consiguen. La Real está en la pelea, pero el resto de los que están arriba no contaban como claros candidatos, ni siquiera el Málaga".

¿Sirve o no sirve como coartada todo lo sucedido este año en el club? En opinión de Armando, sí: "No creo que lo que ha dicho Calderón sobre que no es un fracaso pelear por el descenso sea una maniobra para desviar la atención. Cuando él se hizo cargo del equipo todos habríamos firmado la permanencia. Ahora la gente ya se ha olvidado de aquello, pero no podemos olvidarnos de que el equipo empezó mal por muchas circunstancias y ha tenido que ir contra la corriente. Por eso, cada vez que no se gana un partido y los rivales sí las distancias aumentan. Pero eso no quiere decir que el trabajo esté siendo malo".

En opinión del cancerbero de Sopelana, hay muchos ejemplos de clubes que han entrado en la misma dinámica en las últimas temporadas y que se han quedado lejos de lograr el ascenso. Sin querer dar consejos ni entrar en moralinas, considera que hay que reflexionar sobre el ambiente que rodea al equipo desde cierta fatídica tarde en el Alfonso Pérez de Getafe.

"Hay que analizar lo que viene pasando en los últimos años. Equipos como el Elche, el Sporting o el Hércules llevan muchas temporadas intentando subir y no lo consiguen. Por mucho que te marques que tienes que subir sí o sí, eso no te garantiza nada. Puede sonar a tópico, pero esta categoría es muy complicada y se está dando la circunstancia de que en las dos últimas temporadas los equipos que se meten arriba son muy regulares. Este año no tanto como el pasado, pero hay dos que están embalados y por la tercera plaza se van a pelear clubes históricos que parten con las mismas opciones que el Cádiz. No se puede olvidar tampoco que en el mes de noviembre estábamos en puestos de descenso y conseguimos salir. De no ser así ahora estaríamos cagados, como lo están en el Alavés, por ejemplo".

Pavoni tampoco pierde detalle de lo que pasa en Cádiz. Ya ha vivido situaciones similares y no encuentra una solución sencilla: "El problema está en que el Cádiz tiene una afición de Primera y quiere que el equipo esté en esa categoría. Por más que el club estuvo varios años seguidos en Segunda B, ahora sabe a poco estar en Segunda A y más cuando esta misma temporada Baldasano había ilusionado a la gente con su proyecto. Antonio Muñoz tuvo que coger de nuevo el club, después llegó Calderón y se están encontrando con la presión de tener al equipo arriba cuando las cosas no eran fáciles en el momento del traspaso".

El futbolista argentino afirma que "para ascender, las cosas tienen que darse bien desde el inicio. Si no, no hay forma, sobre todo si estás catalogado como uno de los candidatos para estar arriba. No se puede estar a tope desde octubre hasta junio y si empiezas a fallar pronto, después lo pagas caro. Es un problema con el que hay que convivir porque ya se está viendo que, si no se consigue el ascenso a Primera, el Cádiz es un infierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios