Actualidad deportiva

Italia-Inglaterra: Cinco partidos en uno

  • El choque entre Italia e Inglaterra supone un duelo de estilos y culturas en Wembley

  • De Donnarumma a Kane, los protagonistas del encuentro

El inglés Raheem Sterling celebra el pase de su selección a la final tras superar a Dinamarca.

Tras un mes y cincuenta partidos marcados por intensidad, tensión y sorpresas, Italia e Inglaterra consiguieron los dos billetes para la final de Wembley, donde los azzurri pelearán por su segunda Eurocopa y los Tres Leones por su primera, tras una sequía de títulos que dura desde el Mundial de 1966. El templo londinense albergará un choque de estilos y de culturas, entre dos selecciones que se respetan y se conocen, y con cinco duelos que pueden desequilibrar la final.

DONNARUMMA-PICKFORD

Gigio Donnarumma recogió el legado del legendario Gianluigi Buffon y demostró no sufrir la presión. Es titular en la selección italiana desde 2018 y puso su firma en el camino de Italia hacia la final con su parada a Morata en la tanda de penaltis de las semifinales contra España. Cuenta con una defensa granítica que le permitió vivir partidos tranquilos, pero hizo lo que todo gran portero debe hacer: estar listo en el momento de la necesidad. Además, selló el nuevo récord italiano de minutos sin recibir goles, 1.168, arrebatándoselo a Dino Zoff, todo un campeón del mundo en 1982.

Jordan Pickford, meta del Everton, llega tras una Eurocopa plácida, en la que sólo recibió un gol, con una falta espectacular transformada por Damsagaard en la semifinal. Es titular desde el Mundial de 2018 y, pese a algunos fallos y distracciones, es de lejos el mejor guardameta inglés.

CHIELLINI-BONUCCI vs. MAGUIRE-STONES

Personalidad, recorrido internacional y hambre de gloria son las características que definen a la pareja de defensa que escribió la historia de la Juventus en la última década. Uno más agresivo en el marcaje, Chiellini, y otro impecable en la salida de balón, Bonucci, transmiten calma a todo el equipo y permiten presionar alto sin miedo a un eventual contragolpe.

También Maguire y Stones, pese a vestir las camisetas de dos eternos rivales como el United y el City, forman una pareja defensa de gran afinidad y solidez. Stones, más rápido, se benefició del trabajo de Guardiola en el City y aumentó verticalmente su nivel. Maguire es una roca defensiva, alto, potente y una amenaza constante en el área rival.

JORGINHO-RICE

Jorginho no conoce la palabra presión. No la sufrió en la final de la Liga de Campeones ganada por su Chelsea contra el Manchester City y tampoco en la tanda de penaltis de la semifinal ante España. Le tocó lanzar la última pena máxima. Caminó con calma olímpica hacia el punto de penalti y lo transformó con una caricia para enviar a Italia a Wembley.

Su trabajo en Inglaterra lo hace Kalvin Phillips, del Leeds, quien forma el doble pivote junto al más defensivo Declan Rice. Apodado Yorkshire Pirlo, con una ambiciosa, casi sacrílega, comparación con Andrea Pirlo, está jugando una Eurocopa de ensueño. El trabajo del argentino Marcelo Bielsa en Leeds le ha llevado a otro nivel.

CHIESA-STERLING

Parece que Federico Chiesa, hijo del exinternacional italiano Enrico Chiesa, y Raheem Sterling, que creció a pocos pasos del arco de Wembley, tenían escrito en el destino su papel de protagonistas en esta Eurocopa.

Chiesa marcó a Austria en la prórroga de los octavos y a España en semifinales. Lo hizo 25 años después de que su padre Enrico anotara en una Eurocopa y es el primer caso de padre e hijo que ven puerta en una Eurocopa.

Sterling está siendo la cara visible, junto a Harry Kane, de la Eurocopa inglesa. Hasta este momento marcó a Croacia, República Checa y Alemania, además de conseguir el polémico penalti que impulsó el triunfo ante Dinamarca en semifinales, y jugará la final en el estadio que marcó su vida.

IMMOBILE-KANE

El fútbol y los números dicen que es el duelo más desequilibrado de la final a favor de Inglaterra. Ciro Immobile, Bota de Oro 2020 con el Lazio con 36 goles en la Serie A, sigue sufriendo la presión en las noches grandes. Harry Kane, delantero del Tottenham, emerge en la presión.

El Huracán no sólo marca, sino también asiste, crea fútbol, combina en el centro del campo. Es un delantero moderno, inteligente, potente, que merece un gran título tras una carrera hasta ahora cruel, en la que perdió una final de la Liga de Campeones con el Tottenham y en la que, de quedarse en los Spurs, no podrá jugar la próxima Champions.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios