LaLiga | Análisis de la jornada 24

La igualdad llega desde la calidad

  • La lucha por Europa se aprieta tras la segunda jornada con más empates y quinta con menos goles, 23

  • Los estrenos de Suso y Smolov se unen a los destellos de Ángel o Gerard Moreno

Iago Aspas acude a felicitar a Smolov, que marcó su primer gol en la Liga en el Bernabéu. Iago Aspas acude a felicitar a Smolov, que marcó su primer gol en la Liga en el Bernabéu.

Iago Aspas acude a felicitar a Smolov, que marcó su primer gol en la Liga en el Bernabéu. / Rodrigo Jiménez

Mientras la UEFA anuncia que a partir de los octavos de final de la Champions habrá un premio al mejor jugador del partido, la Liga española se resiste a que las individualidades tiranicen el fútbol. La emoción del campeonato estriba en que la igualdad llega desde la calidad, pese a la enorme disparidad de presupuestos entre los potentados y el resto. La necesidad de supervivencia que va unida al maná televisivo de la Primera División no invita a los clubes a tirar por el camino del medio.

La mejor prueba de esto fueron las puestas en escena de dos equipos que luchan por no descender en escenarios como el Santiago Bernabéu y el Sánchez-Pizjuán. También la forma con la que apretó el Getafe al Barcelona en el Camp Nou. La apuesta por el fútbol valiente comprime la Liga, sobre todo en la zona europea.

Los protagonistas Los protagonistas

Los protagonistas / Dpto. de Infografía

La jornada vigésima cuarta fue un canto a la igualdad. Sólo la decimosexta tuvo más empates, cinco por los cuatro de la actual. Y las cinco victorias fueron por la mínima y con marcadores cortos. Fue la quinta jornada en número de goles, 23, si bien hay un partido aplazado –Real Sociedad-Eibar– que aprieta más la cerrada lucha por Europa. Entre el tercero, el rebelde Getafe, con 42 puntos, y el octavo, precisamente la Real, con 37, hay seis equipos en cinco puntos para posiblemente cuatro puestos.

Frenazo del Athletic

Para que vaya el séptimo a Europa tendrían que meterse entre los siete primeros la Real Sociedad, el Athletic (31 puntos) o el Granada (33), semifinalistas de la Copa que optan a ganar un puesto europeo como campeón de ésta. Curiosamente, el Athletic parece haber puesto todos los huevos en la canasta de la Copa. Desde que comenzó la participación en ese torneo no ha ganado ni un partido en Liga. Su último triunfo fue en la ya lejana jornada decimoquinta, sobre el Granada, y desde entonces sólo ha ganado al Intercity, al Sestao River, al Barcelona... y al Granada en la ida de las semifinales coperas.

Zurdazos en Villarreal

Una sutileza de Oier en una jugada de estrategia fue la culpable del triunfo de Osasuna en San Mamés, el único a domicilio. No fue la única acción de este tipo en una jornada preñada de exquisiteces dentro de la línea de marcadores apurados, como la del insuficiente gol de Ángel en el Camp Nou. Más efectivas fueron las dos del Celta en el Bernabéu, por ejemplo. El veterano ruso Smolov enseñó cómo acomodarse un balón retrasado en carrera, e hizo bueno el excelente pase vertical de Iago Aspas. Otra genialidad de Denis Suárez, un exquisito pase al interior del área a Santi Mina, propició el empate postrero ante un Madrid que se las prometía felices ante un Celta que lucha por alejarse de la quema del descenso.

El colista también tomó aire, con una remontada de mérito en Nervión. Sin Raúl de Tomás, que iba a gol por partido, el equipo de Abelardo remó contra corriente tras la primera genialidad de Suso en su regreso a la Liga: un excelso centro combado que Ocampos convirtió en gol. El primer tanto del gaditano como sevillista alivió a Lopetegui y dejó en un punto el esfuerzo perico.

Un golazo de Gerard Moreno y otro no menos bueno de Moi Gómez devolvieron al Villarreal a un puesto europeo más de año y medio después. Fueron dos zurdazos de empaque. “No descartamos pelear por la Champions”, amenazó Cazorla. La igualdad, desde la calidad, invita a cualquier sueño.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios