Especial final de la Copa del Rey Una final a la heroica, remontada a remontada

  • El Athletic pareció haber dicho adiós en el Benito Villamarín ante el Betis y lo salvó Raúl García mientras que Piqué rescató al Barcelona ante el Sevilla

  • Los azulgrana perdían por 2-0 en el minuto 87 en Granada y los vascos siempre fueron por abajo ante Ibiza, Alcoyano y Levante

Los futbolistas del Barcelona acuden a celebrar con Piqué el gol que llevó a la prórroga la semifinal.

Los futbolistas del Barcelona acuden a celebrar con Piqué el gol que llevó a la prórroga la semifinal. / Alberto Estévez | Efe

La que disputan este sábado en el Estadio de La Cartuja es una final de la Copa del Rey que tanto el Athletic Club como el FC Barcelona han alcanzado a la heroica, remontada a remontada y saliendo vivos de situaciones en las que ya parecían definitivamente eliminados.

Viendo como los dos equipos llegaron a ese partidos decisivo cuesta hasta creer el camino que recorrieron desde que entraron al torneo en dieciseisavos de final por tener ambos que hacer previamente frente a la Supercopa de España.

Una Supercopa en la que, curiosamente, ambos se enfrentaron en la final y que ganó el Athletic también en un partido épico y remontando (2-3). Los de Ronald Koeman se adelantaron dos veces y dos veces respondieron los de Marcelino García Toral. La segunda Asier Villalibre en el minuto 90 para mandar el choque a un prórroga en la que decidió un golazo Iñaki Williams.

En la Copa, que llegó en las semanas posteriores a la Supercopa, el Athletic tuvo que remontar en las cuatro eliminatorias a Ibiza (1-2), Alcoyano (1-2), Betis (1-1; penaltis) y Levante (1-1, 1-2).Por su parte, el Barcelona, tras sudar lo suyo en su primera aparición ante el modesto Cornellà, al que ganó en la prórroga (0-2), siguió en modo agónico volteando sucesivamente el marcador contra Rayo Vallecano (1-2), Granada (3-5) y Sevilla (2-0, 3-0).  

El Athletic Club remontó al Ibiza y el Alcoyano y se salvó en la última jugada ante el Betis

Con el subidón anímico de ganar la Supercopa a Real Madrid y Barcelona, el Athletic se plantó en Ibiza y Alcoy con el mismo plan y el mismo resultado. Marcelino arrancaba con la segunda unidad, echaba mano de los acreditados titulares cuando el partido se ponía en contra de sus intereses y al final remontada.En ambos casos 1-2, con tantos en Can Misses de Raúl García y Unai Nuñez, este último ya en el descuento; y en El Collao con goles de Villalibre y Williams. 

Más apretada, muchísimo más, fue la victoria rojiblanca en un Benito Villamarín el que el Betis pareció haber hecho su trabajo con un gol de Juanmi en el minuto 84. Pero, cuando el Athletic parecía derrotado hasta en el ánimo, un arranque de genio de Íñigo Martínez posibilitó que Raúl García mandase de cabeza el choque a una prórroga que no decidió nada y una posterior tanda de penaltis con el internacional Unai Simón como héroe bilbaíno.

Raúl García cabecea el empate ante el Betis en la última jugada. Raúl García cabecea el empate ante el Betis en la última jugada.

Raúl García cabecea el empate ante el Betis en la última jugada. / Julio Muñoz | Efe

En semifinales, el Levante se adelantó tanto en San Mamés como en el Ciutat de Valencia, pero el Athletic decidió con un gol afortunado en la vuelta de Alex Berenguer en la segunda mitad de la prórroga. Un disparo en el minuto 112 que dio en Nikola Vukcevic y despistó a Aitor Fernández. 

Tan increíble como la clasificación del Athletic para la final, o más, fue la del Barça, que en cuartos de final, en Granada, perdía 2-0 en el minuto 87; y en semifinales, en el minuto 93 de la vuelta en el Camp Nou estaba eliminado.  

Pero en una noche loca y mágica de Leo Messi, Antoine Griezmann y Jordi Alba, el Barça logró en la prórroga un 3-5 increíble a sólo tres minutos de cumplirse el tiempo reglamentario en Los Cármenes. Y ante un Sevilla que desaprovechó el 2-0 de la ida, los héroes fueron Gerard Piqué, mandando a la prórroga el partido con un cabezazo en escorzo; y Martin Braithwaite completando el 3-0, en plancha, nada más iniciarse el 'tercer tiempo'. 

Esos dos épicos triunfos dejaron casi en plácidas noches blaugranas las de Cornellá y Vallecas. Que no lo fueron para nada, ya que a un Cornellà que acababa de eliminar al Atlético de Madrid los de Koeman no los doblegaron hasta la primera de las tres prórrogas que el Barça lleva vividas en esta Copa.

En Vallecas no hubo 30 minutos extra, pero el Barcelona tuvo que remontar en las última media hora un tanto de los de Andoni Iraola en el minuto 62. Un gol de Fran García que voltearon Leo Messi y Frenkie de Jong.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios