Informe Táctico | España - Eslovaquia Con Busquets, España es otra

  • El conjunto de Luis Enrique ofrece su mejor versión hasta el momento con la presencia del '5' en el equipo 

  • El fútbol estéril desaparece y Sarabia le da otro aire al ataque de la selección

La pizarra de España.

La pizarra de España. / Dpto. de Infografía

España ganó y goleó a Eslovaquia con mucha superioridad y ofreciendo una cara bien distinta a la de los partidos ante Suecia y Polonia. Síntomas de una mejoría evidente que giró en torno al regreso de un futbolista clave en el esquema táctico de Luis Enrique: Sergio Busquets.

Con el regreso del futbolista del Barcelona, España fue otra. El capitán movió al equipo español con más sentido y a una marcha más que lo venía haciendo Rodri en los partidos anteriores, y el combinado de Luis Enrique, esta vez sí, fue más intenso en la presión, le metió más ritmo a la hora de mover la pelota y, sobre todo, fue más vertical buscando pases en profundidad y entradas por los costados, con Azpilicueta y Jordi Alba incorporándose mucho al ataque en el clásico 4-3-3 del técnico asturiano. Con el 5 en el campo, la posesión estéril desapareció, Koke se sintió mucho más cómodo dentro de otro gran despliegue físico y Pedro sí dejó esta vez alguna pincelada más de calidad que en las citas anteriores. Y es que la presencia de Busquets dio otro aire a España, que acabó desarbolando a una Eslovaquia que dentro de su 4-4-2 no inquietó nunca a Unai Simón.

Además, en ataque se anotó la titularidad de Sarabia y la habitual movilidad de Gerard Moreno, quien buscó como siempre las conexiones con un Morata que sigue opositando a un banquillazo absoluto. Y buena noticia también la aportación de los jugadores del banquillo, como Ferran y Pau Torres, y un aspecto también a valorar en positivo en la libreta de Luis Enrique, las jugadas de estrategia, como la acción del córner que acabó en gol del atacante que milita en el Manchester City.

Defensa

Tranquilidad absoluta. Laporte y Eric García vivieron muy cómodos y el central zurdo hasta marcó un buen gol antes del descanso. También Pau Torres se sumó a la fiesta cuando entró al campo en la segunda parte, y tanto Azpilicueta como Jordi Alba subieron muchas veces por sus respectivos carriles. Así llegó, por ejemplo, el tanto de Sarabia. En líneas generales, partido cómodo para la zaga española.

Ataque

La movilidad inicial de Gerard Moreno, Morata y Sarabia creó muchos problemas a la zaga eslovaca. Llegó el penalti sobre Koke y todo parecía ponerse a favor de España, pero el punta no acertó en un lanzamiento parado por el meta rival, que se convirtió en protagonista con el gol en propia puerta, tras disparo de Sarabia al travesaño, en su intento de despejar la pelota. España no se relajó tras inaugurar el marcador y continuó con su presión para robar rápido y buscar el área rival con centros continuos al área, y al filo del descanso llegó Laporte para hacer con justicia el segundo. Con los cambios, Ferran aportó junto a un muy buen Sarabia, que firmó asistencia y gol.

Virtudes

España tuvo siempre las ideas claras y fue liderada por un sensacional Sergi Busquets.

Talón de Aquiles

Álvaro Morata, otra vez, protagonista en negativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios