EL PRESTIGIOSO GALARDÓN DEBUTA EN SEVILLA La escritura lúdica y gozosa de César Aira gana el Prix Formentor 2021

  • El esquivo autor argentino, de 72 años, recibirá el 10 de octubre en Túnez el galardón literario, dotado con 50.000 euros

El argentino César  Aira  (Coronel Pringles, 1949) es autor de un centenar de obras.

El argentino César Aira (Coronel Pringles, 1949) es autor de un centenar de obras. / Luis Tejido (Efe)

"Es curioso, hay días en que no pasa nada. Y hoy justamente pasa esto y me vacunan. Tengo que asimilarlo pero, para mi alegría y agradecimiento, no tengo que esperar". Con estas palabras el gran -y esquivo- escritor argentino César Aira (Coronel Pringles, 1949) recibió desde Buenos Aires la noticia de que había conquistado el Prix Formentor 2021, que le concedió este lunes un jurado reunido en Sevilla e integrado por Anna Caballé, Francisco Ferrer Lerín, Juan Antonio Masoliver Ródenas, Gerald Martin -ambos presentes telemáticamente-, y el presidente, Basilio Baltasar. El jurado destacó en su acta la "infatigable recreación del ímpetu narrativo" de Aira, así como "la versatilidad de su inacabable relato y la ironía lúdica de su impaciente imaginación".

El Prix Formentor, que regresa a su itinerancia original tras la venta del mítico hotel mallorquín que venía acogiendo sus conversaciones literarias, se entregará el 10 de octubre en Túnez y está dotado con 50.000 euros. Las familias Buadas y Barceló sostienen con su mecenazgo este premio alumbrado en 1961 por un grupo de reputados editores europeos como Carlos Barral o Gallimard.

César Aira, que reside en Buenos Aires desde 1967, inició su carrera literaria hace ahora 40 años con la publicación de Ema, la cautiva (1981) y desde entonces ha publicado más de un centenar de libros, entre novelas, ensayos y teatro. Para el jurado, "la constelación laberíntica de su obra es un inmenso crisol literario para las figuras de la cultura popular, los personajes de la gran ficción narrativa y los motivos visuales de las bellas artes".

Francisco Ferrer, Basilio Baltasar y Anna Caballé (con Masoliver Ródenas y Gerald Martin en pantalla) anuncian el fallo en el hotel Barceló Renacimiento. Francisco Ferrer, Basilio Baltasar y Anna Caballé (con Masoliver Ródenas y Gerald Martin en pantalla) anuncian el fallo en el hotel Barceló Renacimiento.

Francisco Ferrer, Basilio Baltasar y Anna Caballé (con Masoliver Ródenas y Gerald Martin en pantalla) anuncian el fallo en el hotel Barceló Renacimiento. / Juan Carlos Vázquez

La biógrafa y catedrática Anna Caballé destacaba en la rueda de prensa que acogió a mediodía el Hotel Barceló Renacimiento la escritura "persistente y obsesiva" de Aira y "la capacidad fabuladora de este heredero de Borges" al que Masoliver Ródenas definió, por su parte, como "un Vargas Llosa en miniatura", antes de mostrar su alegría por el hecho de que el premio "no haya sido obvio". "Hemos puesto de relieve a un gran escritor y estoy muy orgulloso. Los premios tienen que ser polémicos y un diálogo con los lectores y esto es lo que propone Formentor", aseveró.

Francisco Ferrer también destacó que César Aira es "un autor que deja perplejo", dueño de una escritura muy personal "que le separa del resto de los autores latinoamericanos". "Su extensa producción engancha al lector y puede considerarse como una única obra" en la que asombra por el modo en que aborda las relaciones entre la escritura y el arte contemporáneo. En este sentido, añadió Ferrer, cultiva una voluntad similar a la del arte conceptual y Duchamp es uno de sus creadores predilectos.

El jurado redundaba en esas características al subrayar que Aira "adopta técnicas cuyo rigor, frescura y soltura recuerdan las claves jazzísticas de la improvisación artística. Sobre las estructuras invisibles de la inspiración, el autor levanta escenarios y voces que desconciertan y alimentan la perplejidad del lector".

"El relato emprendido por Aira desde sus primeras publicaciones, el centenar de novelas escritas por el autor argentino, su fecunda y perseverante creatividad, conforman una audaz fábula del mundo postmoderno y confirman el arte poético de un excepcional malabarismo estético: sus incesantes variaciones literarias han hecho de su escritura una fuente inagotable de gozo, deleite y asombro", apostillaba el acta, leída por Basilio Baltasar.

Aira toma así el relevo de Cees Nooteboom y Annie Ernaux, anteriores galardonados desde la recuperación del Premio Formentor en su segunda etapa, que arrancó en 2011 con la concesión a Carlos Fuentes.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios