Sanlúcar Última prórroga del servicio de autobuses urbanos antes de la concesión

  • El Pleno municipal aprueba el contrato de la futura adjudicación que pondrá fin a la actual empresa mixta conformada por el Ayuntamiento y la firma Tussa-Avanza.

La portavoz del Gobierno local y el primer teniente de alcalde, en su comparecencia pública posterior al pleno. La portavoz del Gobierno local y el primer teniente de alcalde, en su comparecencia pública posterior al pleno.

La portavoz del Gobierno local y el primer teniente de alcalde, en su comparecencia pública posterior al pleno.

El Pleno del Ayuntamiento de Sanlúcar ha aprobado con los votos favorables del Gobierno local PSOE-Ciudadanos y también de Vox el contrato de concesión del servicio de autobuses urbanos de la ciudad que pondrá fin a la empresa mixta que conforman desde hace años el Consistorio y la firma Tussa-Avanza. IU y Podemos han votado en contra, y el PP se ha abstenido.

El acuerdo plenario incluye la “última” prórroga de la actual situación antes de la adjudicación prevista del servicio, según ha informado la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Muñoz. El futuro contrato tendrá una vigencia de diez años con una inversión total de 23,6 millones de euros, de los cuales la Administración local aportará 16 millones y la cantidad restante se financiará “con los billetes de los viajeros".

En su valoración de la sesión plenaria, Muñoz ha manifestado que “este contrato es uno de los más importantes que tiene el Ayuntamiento”, subrayando que “hace más de 20 años que viene trabajando con la empresa con un servicio muy bueno” que se ve reflejado en “la satisfacción de los usuarios”.

Entre las novedades del contrato planteado, la también concejala de Economía y Hacienda ha destacado que “de los 29 empleados actuales seguirán en la plantilla se llegará a 33,3 y se recoge la gestión integral del apeadero de autobuses de la ciudad, incluida la limpieza y el mantenimiento, hasta ahora compartido con el propio Ayuntamiento”. Igualmente, ha resaltado que “se instalarán 25 nuevas marquesinas y se renovarán todos los postes de las paradas”.

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Javier Gómez Porrúa, ha destacado que el contrato de concesión incluye, además, “la renovación de la flota con diez autobuses, tres de ellos híbridos, buscando así el beneficio ambiental, y dos furgonetas”. A su juicio, “desde el punto de vista laboral, la plantilla puede estar tranquila, porque el contrato recoge su ampliación”.

“A pesar de todo y del servicio de calidad que ha venido prestando la empresa mixta en los últimos 20 años, hay que lamentar que la oposición haya querido boicotear de nuevo lo que es bueno para los ciudadanos”, ha añadido.

IU rechaza la “privatización”

En su valoración del pleno, IU ha asegurado que esta formación política “se ha quedado sola defendiendo activamente la remunicipalización del servicio y los actuales puestos de trabajo, ya que ha sido la única que se ha reunido con los empleados y la única en presentar alegaciones, que han sido rechazadas por el equipo de Gobierno”, salvo las referidas al “mantenimiento integral de la plantilla” y a que “no haya publicidad sexista en los autobuses”, según la portavoz izquierdista, Carmen Álvarez.

Fernando Cabral, que ha sido el concejal que ha intervenido en nombre de IU en la sesión plenaria, ha aseverado que este grupo político “no será cómplice de una privatización que va en contra del interés general y de la propia prestación de este servicio”. “Hoy se ha visto que el PSOE está más cómodo votando con la derecha”, ha señalado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios