Costa Noroeste

Chipiona desafía al mal tiempo en la primera feria de la provincia

  • La novedosa fiesta del moscatel echa a andar con el deseo de consolidarse como un evento anual. Se celebra hasta el domingo en el parque Blas Infante y su entorno.

El mal tiempo de este viernes no impide ratos de buen ambiente en las casetas de la I Feria del Moscatel.

El mal tiempo de este viernes no impide ratos de buen ambiente en las casetas de la I Feria del Moscatel. / Julio González (Chipiona)

Al mal tiempo buena cara. Sobre todo, si se trata de la primera feria del año en la provincia y teniendo en cuenta la inactividad impuesta por la pandemia desde marzo de 2020. Sin olvidar la necesidad de no descuidar las lógicas precauciones sanitarias contra el Covid, el levantamiento de la obligatoriedad del uso de las mascarillas también en interiores parece venir que ni pintado para echar un buen rato en Chipiona en estos locos días primaverales.

La I Feria del Moscatel se inauguró el jueves por la noche y vive este viernes su segunda jornada, digamos, sin acompañamiento climático, lo cual no acaba con las ganas de los chipioneros de disfrutar de este novedoso evento festivo que se celebrará hasta el domingo en el parque público Blas Infante y su entorno, principalmente el tramo de la Avenida de la Constitución situado entre la conocida como Rotonda del Camaleón y la confluencia con la calle Caracas, donde están instaladas las casetas.

Dos mujeres pasean por el recinto ferial en la tarde del viernes. Dos mujeres pasean por el recinto ferial en la tarde del viernes.

Dos mujeres pasean por el recinto ferial en la tarde del viernes. / Julio González (Chipiona)

Las previsiones meteorológicas para este fin de semana son más halagüeñas, de manera que los ánimos de la noche inaugural podrían retomarse en las dos últimas jornadas llamadas a ser días grandes de fiesta en la moscatelera localidad de la Costa Noroeste gaditana.

Incluso horas antes de la apertura oficial de la Feria ya era posible comprobar en algunas casetas la expectación generada por este acontecimiento que a algunos les recordaba a la Velada de Regla antes de su traslado al entorno del Santuario que lleva el nombre de la Patrona del municipio. De eso hace ya más de dos décadas y, claro, se celebraba en septiembre de noche. La propuesta para esta cita festiva es bien diferente: una feria para disfrutarla desde el mediodía y con atractivos para todos los públicos, incluidos, por supuesto, los más pequeños de la casa, que desde el miércoles disponen de atracciones infantiles en el parque Poeta Miguel Hernández. Los “cacharritos” no se encuentran precisamente en la zona del recinto ferial, pero no por ello suscitan menos interés entre los niños.

Mujeres disfrutando a la hora del almuerzo en la caseta minucipal. Mujeres disfrutando a la hora del almuerzo en la caseta minucipal.

Mujeres disfrutando a la hora del almuerzo en la caseta minucipal. / Julio González (Chipiona)

Ni que decirse tiene que esta feria ha venido para quedarse y así acabar consolidándose como una cita ineludible en el calendario festivo y turístico anual de Chipiona, a juzgar por las previsiones del Ayuntamiento, que apunta ya al Bulevar del Moscatel, proyectado entre las avenidas de Andalucía, Félix Rodríguez de la Fuente, Jaén y la Constitución, como un enclave más propicio para la celebración de este evento en el futuro. El recinto ferial de esta primera edición, que está conformado por 18 casetas y no admite caballos, está planteado como un escenario de la ilusión con vistas a próximos años.

Las excelencias gastronómicas de la tierra -con moscatel por delante-, el buen ambiente de convivencia regado con los ingredientes propios de estas fiestas tradicionales que invitan a bailar, como mínimo, por sevillanas y las actuaciones musicales que recoge el programa municipal, a las que se suman las previstas en buena parte de las casetas que integran el coqueto Real, dan contenido en estos días a un evento chipionero que está abierto, por supuesto, a visitantes de localidades vecinas y de más allá de Sevilla.

No hay que olvidar que la I Feria del Moscatel estaba programada para el mes de abril de 2020, pero tuvo que aplazarse debido al susodicho coronavirus. Ahora ya es una realidad que sueña con hacerse mayor. Suerte.

Una pareja abandona el recinto después de uno de los intensos aguaceros acaecidos por la mañana Una pareja abandona el recinto después de uno de los intensos aguaceros acaecidos por la mañana

Una pareja abandona el recinto después de uno de los intensos aguaceros acaecidos por la mañana / Julio González (Chipiona)

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios