La crisis del coronavirus La Junta anuncia medidas de apoyo al sector de la flor cortada

  • Comparte la “preocupación” del Ayuntamiento de Chipiona y la Asociación de Agricultores de la Costa Noroeste en relación a la delicada situación de esta actividad económica en la provincia, que se ha visto agravada por el Covid-19.

Flores de una explotación agrícola de Chipiona.

Flores de una explotación agrícola de Chipiona.

La Junta de Andalucía ha respondido al Ayuntamiento de Chipiona en relación a la delicada situación del sector de la flor cortada, que se ha visto agravada por la crisis del coronavirus.

El delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta, Daniel Sánchez, ha contestado a un escrito del alcalde chipionero, Luis Mario Aparcero, manifestando que “nos preocupa mucho” la situación de dicha actividad económica en la Costa Noroeste y el resto de la provincia. “En plena temporada y con las cancelaciones de pedidos, esto puede ser la ruina del sector”, destaca.

Según el delegado territorial, la Administración autonómica “está trabajando en cuatro líneas desde hace una semana y hoy tendremos una videoconferencia con el sector desde la Dirección General”. “A las rebajas del IRPF en los módulos solicitada hace unas semanas al Ministerio, le uniremos un estudio pormenorizado de los daños sufridos por metro cuadrado de explotación, cuantificando los costes de las explotaciones y de la gestión de residuos”, ha explicado.

“Al mismo tiempo, se está estudiando la cobertura por seguros y el acceso a líneas de créditos”, ha añadido asegurando que la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, “está muy preocupada y de la mano del sector”. “Propondremos medidas y pelearemos lo que haga falta”, apostilla en su comunicado.

Más quejas

La Asociación de Agricultores de la Costa Noroeste ha vuelto a difundir sus quejas por la situación del sector de la flor cortada. “Está viviendo un auténtico drama por culpa del coronavirus. Cientos de agricultores lo están sufriendo, muchas explotaciones se ven obligadas a arrancar sus cosechas debido a que estas no se venden. Esto es una ruina para el sector, porque de esas flores dependen, directa e indirectamente, muchísima gente”, sostiene.

Según este colectivo, “los agricultores y las comercializadoras están intentando que el Gobierno se haga eco del drama que están viviendo”. “Saben la problemática que está pasando el país, pero quieren que se sepa, como otras empresas que han expuesto sus problemas”, señala.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios