Sanlúcar En marcha las obras pendientes para acabar el futuro centro de alzheimer

  • El Gobierno local prevé que la última fase de los trabajos concluya “en torno a finales de marzo”.

El alcalde ha visitado hoy las instalaciones del futuro centro de atención a enfermos de alzheimer. El alcalde ha visitado hoy las instalaciones del futuro centro de atención a enfermos de alzheimer.

El alcalde ha visitado hoy las instalaciones del futuro centro de atención a enfermos de alzheimer.

Las últimas obras pendientes para la apertura del futuro centro de atención a enfermos de alzheimer de Sanlúcar ya han comenzado, según ha comunicado el Gobierno municipal al informar de una visita que el alcalde, Víctor Mora, ha realizado al edificio construido en la urbanización Pino Alto. 

Los trabajos, que se iniciaron “hace unos días”, supondrán, efectivamente, “la terminación de las instalaciones, cumpliendo así el compromiso de dotar a la ciudad de un recurso social para atender en las mejores condiciones a los afectados por esta afección y a sus familiares, que en la actualidad son atendidos en la residencia de mayores Nuestra Señora de la Caridad”. La previsión municipal apunta a que las obras concluirán “en torno a finales de marzo”.

La última fase de la actuación necesaria para la apertura del “nuevo equipamiento social municipal”, que ha sido adjudicada a la empresa chiclanera Rodhas Albañilería en General, tiene un coste de algo más de 190.000 euros.

Durante su visita al futuro centro, que tendrá capacidad para 35 usuarios, el alcalde se ha referido a “las dificultades que ha supuesto poner en marcha esta última fase, primero para poder recuperar la titularidad y luego para conseguir la financiación necesaria, ya que sin el apoyo de la oposición hemos tenido paralizados los presupuestos municipales y con ello muchas obras como ésta”. “Sin embargo, el Gobierno local ha demostrado durante estos años que, incluso en minoría, es capaz de llevar a cabo muchas inversiones, algunas tan importantes como ésta”, ha añadido.

El inmueble, proyectado como “un centro público”, dispone de dos plantas –sótano y planta baja- con una superficie útil total de 1.119 metros cuadrados.

En el sótano se encuentran los vestuarios y la zona de máquinas, mientras que en la planta baja, con más de 500 metros cuadrados, se hallan las distintas dependencias del centro propiamente dicho. Aparte de los despachos de administración y conserjería, los aseos y las instalaciones de cocina, cámara frigorífica y enfermería, hay cinco salas de diferentes dimensiones para “terapias y los usos diversos propios para la atención a los afectados”. Por lo demás, en el exterior del edificio, existen zonas ajardinadas en la parte frontal.

El Gobierno local ha subrayado que la ejecución de las obras finales del centro reflejan “la labor de los servicios sociales municipales, una de las áreas por las que más hemos apostado en este mandato”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios