Cómics

La unión hace la fuerza

  • Regresamos a Rome, donde los hechos se precipitan y la oscuridad surgirá en los lugares más inesperados

Detalle de la portada del cómic. Detalle de la portada del cómic.

Detalle de la portada del cómic.

Si hay un detalle que caracteriza a Robert Kirkman como guionista es su habilidad para manejar repartos corales en sus historias. Ya lo hizo en Invencible y Los Muertos Vivientes, dos series que le han dado su merecida e indiscutible fama. Presenta al protagonista de la historia, en este caso Kyle Barnes, un hombre que posee una única (o al menos eso pensaba él al principio de esta historia) cualidad que le permite expulsar el 'Mal' del cuerpo de los poseídos, y poco a poco va completando, y añadiendo, nuevos personajes al argumento.

Junto a Barnes, el reverendo Anderson, un hombre de fe que que tendrá que enfrentarse a la mayor de las pruebas cuando un recién llegado, Sidney, le muestre su verdadera cara…

Pues bien, muchas cosas han ocurrido desde esos primeros momentos, y llegados a esta séptima entrega ya se puede avistar en un futuro no muy lejano la conclusión de esta historia.

Los bandos están claramente definidos, por un lado Kyle, con su familia, su recién llegado padre, Simon, y todos esos 'refugiados' que han venido a montar un campamento cerca de él, ya que como ha podido averiguar, cuanto más parias se reúnan en un lugar, mayor y más poderosa es su 'capacidad' para limpiar la oscuridad.

En el lado contrario, el Concejo, liderado, de momento, por Rowlands, sabe que la Unión está a un solo paso, pero las recientes bajas en su facción hacen que un nuevo miembro llegue la ciudad. Su nombre es Angelica y se va a convertir en una dura competidora por capitanear el grupo.

Este es el punto de partida de este nuevo volumen, el séptimo, en el que en un flashback tendremos la oportunidad de conocer mucho mejor a Simon, el padre de Kyle, por qué se marchó y dejó abandonada a su familia. Asimismo, sabremos de la existencia de otros grupos de parias que también, ya en el presente, y liderados por Nikki, se sumarán a las 'huestes' de Kyle, que tendrá la oportunidad de ser testigo de primera mano cuando vuelva a utilizar sus 'poderes', que han aumentado de una manera espectacular, siendo auxiliado en un momento concreto de la trama por alguien que pese a tener un cuerpo muy pequeño posee un potencial brutal.

Paria es una de esas series que, en el momento que comienzas su lectura, ya te va a resultar imposible abandonarla, ya que su trama es totalmente adictiva. Y esto no solo es por la labor, encomiable, de Kirkman. Ya sabemos los que seguimos su obra, que el guionista tiene un especial buen ojo a la hora de elegir compañeros de viaje, en este caso particular al espectacular Paul Azaceta (Grunded, Talent, B.P.R.D. 1946, Northlanders…), un narrador nato, un artista especialmente dotado para narrar este tipo de historia, que no imagino de otra manera sin su personal trazo.

Se acerca La Unión, ¿Podrá Kyle y sus aliados impedirla? ¿Vencerá la luz a la oscuridad?

Ya queda muy poco para conocer la respuesta…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios