Cultura

Las voces de nuestro cine

  • Se presenta el 'Diccionario del Cine Iberoamericano' · Se trata del proyecto más ambicioso de la historiografía cinematográfica de España, Portugal y América Latina

La rotundidad de los datos avala las dimensiones y la importancia del Diccionario del Cine Iberoamericano, presentado oficialmente en la Biblioteca Nacional de Madrid tras diez años de investigación y documentación: 10 volúmenes, cerca de 9.000 páginas, 5.000 fotografías, muchas de ellas inéditas, 16.000 entradas, repartidas entre ocho tomos de voces biográficas y temáticas y dos tomos de películas, más de 400 colaboradores entre especialistas, historiadores, analistas y críticos de los 22 países iberoamericanos representados, todos ellos con un protagonismo y una extensión proporcionales a sus respectivos niveles de producción.

Con un presupuesto de 1,5 millón de euros y una tirada inicial de 3.000 ejemplares, los primeros cinco volúmenes del diccionario estarán en la calle a partir de la próxima semana y los cinco restantes antes de finales de año. Los ocho tomos correspondientes a entradas biográficas (directores, guionistas, intérpretes, técnicos, productores, compositores, críticos, revistas, arquitectos de salas, etc.) y temáticas (géneros, etapas, movimientos, tendencias, etc.), que tienen un enfoque eminentemente historiográfico, saldrán a un precio conjunto de 725 euros, mientras que los dos volúmenes dedicados al análisis de películas, cuyos textos, cerca de mil, tienen un carácter más valorativo, costarán 225 euros. Estos dos últimos podrán adquirirse por separado.

Impulsado por la Fundación Autor (SGAE) y coordinado por Emilio Casares, director del Instituto Complutense de Estudios Musicales y responsable del Diccionario de la Música Española e Iberoamericana (2002), este diccionario enciclopédico viene a cubrir con exhaustividad y rigor un vasto territorio geográfico, cultural e histórico en un proyecto sin precedentes en el que han colaborado el Instituto de Cinematografía y Artes Cinematográficas (ICAA), la Cinemateca Portuguesa, el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana (Cuba), desde donde se ha coordinado toda la labor para América, y las filmotecas e instituciones nacionales del cine de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Si la parte americana del diccionario ha sido dirigida por Iván Giroud y la portuguesa por Joao Bénard da Costa, la española ha corrido a cargo de Carlos F. Heredero (ECAM, Cahiers du cinéma-España) y Eduardo Rodríguez Merchán (Universidad Complutense), dos de nuestros historiadores más prestigiosos, que han armado un auténtico equipo de lujo en el que no faltan los mejores especialistas y estudiosos del cine español, entre ellos algunos miembros de la Universidad de Sevilla como el catedrático Rafael Utrera, el profesor y crítico de cine del Grupo Joly Carlos Colón o los docentes e investigadores Luis Navarrete, Mónica Barrientos, Virginia Guarinos, Inmaculada Gordillo, Enrique Sánchez, Antonio Checa y el autor de esta nota.

Si el pionero Diccionario del Cine Español (1998), coordinado por José Luis Borau, sentaba las bases de una posible organización enciclopédica de la historia de nuestro cine, este nuevo y ambicioso proyecto editorial amplía considerablemente aquella primera tentativa con el propósito añadido, indispensable en los tiempos que corren, de ir actualizándose y completándose (la mayoría de los datos se cierran en 2006) a través de una plataforma digital que pueda dar continuidad y versatilidad a las entradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios