nely reguera. directora de cine

"Me interesa esa forma tan extraña de comunicarnos con la familia"

  • La directora barcelonesa estrena su ópera prima 'María (y los demás)'. La ganadora de un Goya por 'Magical Girl', Bárbara Lennie, encabeza el reparto.

La directora de cine Nely Reguera (Barcelona, 1978). La directora de cine Nely Reguera (Barcelona, 1978).

La directora de cine Nely Reguera (Barcelona, 1978). / m. g.

María (y los demás) es el primer largometraje de la directora Nely Reguera (Barcelona, 1978). La cinta, que tuvo una gran acogida en la pasada edición del Festival de San Sebastián, dibuja la historia de María -interpretada por Bárbara Lennie- una treinteañera que sueña con ser una escritora de éxito pero se estanca al escribir su primera novela, que fantasea con tener una pareja estable y que se ha visto desplazada en el plano familiar desde que su padre tiene una nueva compañera sentimental. Reguera rodó antes de la película el cortometraje Pablo y Muxía, a ferida un documental sobre los estragos del hundimiento del Prestige.

-Entra por la puerta grande con su ópera prima María (y los demás), dos nominaciones a los Premios Feroz (Mejor Comedia y Mejor Actriz Protagonista).

-Pues sí, la verdad es que no puedo quejarme. Estamos muy contentos con las nominaciones, pero yo estoy contenta porque creo que la peli gusta. En los pases que hicimos en el Festival de San Sebastián y otros eventos, la recepción ha sido muy buena. Además el público dice que se va a casa y piensa en la película y la comentan.

-¿Cree que el público disfruta la historia porque todos tenemos ciertos rasgos de la protagonista?

-Mucha gente reconoce que, en muchos momentos, se identifica completamente y se ve reflejado. También la película pretendía mostrar esa cotidianidad a través de las flaquezas y defectos de un personaje. Es probable que el público empatice con esos momentos de duda que vive María.

-El personaje que interpreta Bárbara Lennie ¿representa los tintes de frustración propios de las crisis generacionales?

-He querido mostrar la presión que se pone uno a sí mismo. Es un personaje que antes de tener claro hasta qué punto desea o no ciertas cosas ya está frustrada por no tenerlas, porque los demás sí que las tienen. Es algo muy triste y me apetecía hablar de ello riéndome.

-Envidia, al fin y al cabo.

-Absolutamente. Es la sensación de ir a destiempo y de no conseguir cosas que los demás sí. A mi me interesaba mostrar la envidia porque es un sentimiento muy común aunque a la gente no le guste reconocerlo. Uno es consciente de que la envidia no lleva a nada. María no es un personaje cuya característica principal sea el ser envidiosa, pero es un sentimiento más común de lo que la gente suele reconocer. La envidia, la rabia y la frustración son sentimientos que tenía mucho interés en mostrar.

-Pero revela estos sentimientos desde una perspectiva muy cómica.

-Me apetecía mucho invitar al espectador a reírse de sí mismo y de las tonterías que nos pasan a veces o que hacemos para no afrontar nuestros miedos.

-En esta cinta la familia es la columna vertebral, ¿cómo construyó algo tan simple pero, a la vez, tan complejo como es una de red de parientes?

-De manera muy intuitiva. Quería mostrar una familia que se quiere pero no sabe cómo demostrarlo. Los miembros tienen una comunicación que no es clara, ni honesta, usan mucho las evasivas en los diálogos e incluso rozan lo retorcido. Me interesa esta forma tan extraña que tenemos de comunicarnos con nuestra familia.

-¿Somos un poco hipócritas?

-No es tanto el ser hipócritas como el querer aparentar. Mostrar que hemos triunfado aunque ningún miembro de la familia lo exija y querer aparentar un papel aunque, a la larga, resulta cada vez más patético esta manera de fingir. En la película se ve con el hermano mayor de la protagonista, que se va fuera de España y triunfa profesionalmente o eso es lo que quiere vender al resto de familiares.

-¿Cómo ha sido trabajar con Bárbara Lennie?

-Es una actriz maravillosa, muy trabajadora, generosa y, sobre todo, muy intuitiva. Fue muy bonito ver cómo se soltaba para buscar ciertos puntos de comicidad. Lo que más me ha gustado de Bárbara es la verdad que le da al personaje, te crees profundamente a María. Ella tenía muchas ganas de hacer el papel y a mí me convenció en el cásting, tenía algunas dudas porque Bárbara es una persona muy segura y María es muy frágil, pero he disfrutado mucho con ella y con todo el equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios