Crítica 'One Direction: This is us'

¡Qué día el de aquella noche!

One Direction: This is us. Documental, EEUU, 2013, 92 min. Dirección: Morgan Spurlock. Fotografía: Neil Harvey. Música: One Direction. Con: H. Styles, N. Horan, Z. Malik, L. Tomlinson, L. Payne.

Hay experiencias cinematográficas que se viven antes de que comience la película. Sin ir más lejos, en los preámbulos de la proyección de este documental sobre el fenómeno pop de masas One Direction, cuando centenares de adolescentes enloquecidas correteaban, gritaban y se hacía fotos, vigiladas de cerca por sus madres, en los alrededores y pasillos del multicines. No digamos ya cuando sonaron los primeros acordes de la banda sonora o cuando aparecieron, uno a uno, los aseados miembros de este grupo prefabricado desde un concurso de televisión que arrastra hoy, cuales Beatles de la era 2.0., a millones de fans (esencialmente femeninas) de todo el planeta.

Porque One Direction: This is us es pura promoción y marketing en versión (falso) documental, a saber, un gran concierto-karaoke salpicado de escenas cotidianas de la gira mundial perfectamente planificadas y previsibles testimonios familiares sobre el ascenso al éxito de este grupo de chavales británicos tan monos, simpáticos, blanditos y permisivamente gamberros como conscientes de su condición de ídolos diseñados por y para el mercado.

No es de extrañar, por tanto, que el director de este producto sea Morgan Spurlock, el mismo que en su día se hiciera famoso por meterse una sobredosis de hamburguesas (Super size me) para demostrar, además de una supina estupidez, que la comida basura no es saludable. Aquí lo tenemos hoy, sin pudor alguno, aceptando las más obvias maneras del product placement y el encargo cínico con voluntad épica en un documento hagiográfico en el que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, incluido el encuentro con Scorsese (sic) en los camerinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios