Moxie | Estreno en Netflix Feminismo Superpop

Hadley Robinson en una imagen de 'Moxie', de Amy Poehler.

Hadley Robinson en una imagen de 'Moxie', de Amy Poehler.

De Amy Poehler, conocida humorista norteamericana y responsable de series tan estimulantes como Muñeca rusa, uno hubiera esperado al menos algo más de mordacidad, ingenio o mala leche en esta nueva visita a la high school como campo de pruebas social para los estereotipos de género y el aprendizaje de los modelos de comportamiento adulto. Una visita guiada además por todos y cada uno de los lemas de ese nuevo feminismo de consumo que, como si nada hubiera pasado en sus conquistas civiles desde los años 60, se empeña en recordar simplificadamente lo vigente que sigue el heteropatriarcado con todos sus males y peligros.

Moxie es el nombre del club y el fanzine feministas creados por una adolescente (la insulsa Hadley Robinson) para frenar los atropellos y abusos de los machirulos deportistas de turno que siguen dominando el cotarro estudiantil, trazados a la medida justa del estereotipo que permite, por oposición, ensalzar a estas nuevas luchadoras racializadas dispuestas a desafiar a la institución y sus inercias para declararse libres y empoderas al son de canciones power pop y bajo esa aseada estética de tv movie más propia de Disney Channel que de Netflix.

Todo corrección y rutina, peajes sentimentales, canto a la sororidad e iniciación sexual incluidos, en un filme cuyo nivel de reivindicación es tan roma como convencionales sus formas y mecánicos sus esquemas. Supongo que así es como se pretende (mal)educar a las nuevas generaciones para futuras campañas de desagravio.