Cultura

Pensar entre imágenes

  • Intermedio edita un cofre de cuatro DVD con ocho ensayos fílmicos de Jean-Luc Godard y un espléndido libro que recoge todo su pensamiento cinematográfico

Cofre Jean-Luc Godard. Ensayos. Intermedio. 4 DVD + Libro JLG. Pensar entre imágenes. 512 págs. 55 euros (libro por separado: 20 e.)

Ya hemos apuntado aquí en alguna ocasión que a la hora de hablar de Godard distinguir entre ficción o ensayo resulta una tarea ciertamente compleja e incluso inútil. Todos sus filmes, incluso aquellos que alumbraron el nacimiento de la nouvelle vague, participan de un cierto modo ensayístico o no-ficcional en su descomposición de unas reglas del juego que busca reflexionar sobre las imágenes a partir de ellas mismas, de sus cualidades y sus relaciones con otras imágenes y otros elementos, en su mirada en primera persona a unos materiales que denotan su preciso lugar en el discurso cinematográfico y que desenmascaran sus inercias y estrategias ilusionistas.

La decantación hacia el cine-ensayo en Godard es, por tanto, la consecuencia lógica de quien ha renunciado paulatinamente al contacto con la industria del cine y sus peajes para refugiarse en esa forma íntima de elaboración y pensamiento audiovisual sobre el mundo (y sus imágenes) desde la soledad (atenuada por Anne Marie Miéville, su compañera y cómplice desde los años 70) y con el paisaje de fondo de los alrededores del lago de Ginebra.

Fiel a su impagable e insobornable política educativa, y tras poner en circulación las imprescindibles Histoire(s) du cinema, los filmes políticos del Grupo Dziga Vertov y algunas ficciones godardianas inéditas, Intermedio lanza ahora un nuevo cofre Godard que incluye cuatro DVD con algunos de sus ensayos fílmicos más importantes (muchos de ellos inéditos en formato doméstico a nivel internacional) y un espléndido y voluminoso libro coordinado por Nuria Aidelman y Gonzalo de Lucas, Jean-Luc Godard, Pensar entre imágenes, que recoge el pensamiento (eminentemente oral) del cineasta suizo a lo largo de sus cinco décadas dedicadas al cine, un trabajo monumental y minucioso que se nos antoja el gran acontecimiento editorial de la temporada en un país en el que nadie se atreve ya a publicar libros decentes sobre cine.

Presentados por el especialista Alain Bergala, autor del no menos indispensable libro Nadie como Godard (Paidós), títulos como La gaya ciencia (1968), Número dos (1975), Cómo va eso (1976), Carta a Freddy Buache (1982), Guión del film 'Pasión' (1982), Soft and hard (1985), Meeting Woody Allen (1986) y JLG/JLG (1995) trazan un recorrido de intereses que van de la efervescencia sesentayochista al autorretrato fantasmal, de la conversación íntima y hogareña a la entrevista cinéfila, del despiadado cuestionamiento de la vida familiar, la sexualidad, el trabajo y la educación infantil a la revelación del propio proceso creativo a partir de unas ideas vagas, de la reflexión sobre la manipulación de los medios de comunicación a la materialización del formato epistolar audiovisual. De la cruda radicalidad de Número dos, en la que el cineasta comenzaba su investigación con el vídeo, a los tonos confesionales y crepusculares de JLG/JLG, Godard ha ido moldeando y probando diferentes modelos ensayísticos en los que la primera persona del singular convive con el mundo en un diálogo constante abierto al aprendizaje, la autorreflexión y, muy especialmente, a los intersticios de sentido que se abren entre las imágenes y los sonidos a través del montaje. 

El libro Jean-Luc Godard. Pensar las imágenes, que también puede adquirirse por separado, recopila declaraciones (extraídas de conferencias, entrevistas y conversaciones) de Godard a lo largo de sus 50 años como cineasta, de Al final de la escapada a Film Socialisme, dejando a un lado su material crítico de la época Cahiers. Lo que emerge de esta selección es un pensamiento acumulativo y disperso, a veces repetitivo, siempre fascinante, lúcido, provocador y controvertido, que funciona como "un ensayo sobre cine, unas memorias y un libro de estética construido como un montaje". 

Si escribir sobre cine era ya hacer cine, hablar sobre cine, pensar el cine, es también una tarea creativa tan o más importante para Godard que la propia elaboración de las películas: "El cine es un instrumento de pensamiento original que está a medio camino entre la filosofía, la ciencia y la literatura, y que implica que uno se sirve de los ojos y no de un discurso ya hecho".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios