Crítica 'El encargo'

De Niro y el tío de la bolsa

El encargo. Thriller, EEUU, 2014, 108 min. Dirección: David Grovic. Guión: David Grovic y Paul Conway. Fotografía: Steve Mason. Música: Tony Morales. Intérpretes: John Cusack, Rebecca da Costa, Robert De Niro, Crispin Glover, Dominic Purcell.

Otrora garantía de calidad, la presencia hoy de Robert De Niro en cualquier película es todo un aviso para navegantes de que la cosa no va a ser demasiado fina ni demasiado seria. Si al reparto le añadimos como protagonista a un John Cusack al que la dermoestética le ha dejado la cara hecha un poema y los ojos sin posibilidad de pestañeo, las perspectivas se nos antojan mucho menos halagüeñas todavía.

Sin embargo, lo mejor de este Encargo que quiere ser thriller de cámara en motel de carretera y se queda en trile tedioso, truculento e interminable, es precisamente ese par de secuencias puntuales, las dos únicas en las que aparece, en las que un De Niro de pelo cardado y gafas de pasta gruesa al más puro estilo Dustin Hoffman en La cortina de humo, mafioso despiadado y demoníaco, se gana su cheque desplegando sin esfuerzo el habitual catálogo de tics al servicio de largas parrafadas filosófico-literarias que Grovic, guionista y torpe director de la cosa, le coge de prestado a los personajes de Tarantino. Ya puestos a salvar algo más, habrá que seguirle la pista a Rebecca da Costa, algodón dulce para la vista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios