Crítica 'Gernika'

'Epic fail'

Comentarios 0

gernika. Melodrama histórico, España, 2016, 112 min. Dirección: Koldo Serra. Guion: José Alba, Carlos Clavijo, Barney Cohen. Fotografía: Unax Mendía. Música: Fernando Velázquez. Intérpretes: María Valverde, James D'Arcy, Jack Davenport, Burn Gorman, Irene Escolar, Ingrid García Jonsson, Julián Villagrán, Álex García, Bárbara Goenaga, Víctor Clavijo. 

A conciencia o por mera ignorancia, los responsables de esta Gernika mienten cuando afirman que la suya es la primera película sobre el trágico e históricamente famoso bombardeo sobre la localidad vasca durante la Guerra Civil. No han querido recordar o tal vez no conocen el magnífico ensayo documental de Resnais y Hessens (1950) que daba cuenta, a través de un montaje preciso y una voz en off, de poderosa evocación lírica, del horror y las consecuencias de aquel vuelo de la muerte sobre la población civil llevado a cabo por los aviones alemanes, aliados del ejército franquista durante la contienda.

No conocen o no han querido recordar porque su película quiere ser otra cosa muy distinta, a saber, la gran y definitiva película sobre el tema, un europudding con maneras de vieja épica hollywoodiense (cruce ortopédico entre Casablanca y Pearl Harbor con trasfondo de aldea) para un público amplio (y por lo visto, ignorante: léanse los rótulos): melodrama romántico a tres bandas para aviones, bombardeos, explosiones digitales y orquesta sinfónica, cuento moral de andar por casa hecho de recortes de prensa y fotoperiodismo heroico que simplifica la historia en bandos de buenos y malos, estereotipos de manual, guardarropía ajustada y frases para la posteridad en boca de un desequilibrado reparto internacional en el que los actores españoles se esfuerzan demasiado por pronunciar correctamente el inglés a costa de interpretar mientras que el desacertado cast anglosajón se deja la piel sobreactuando.

Un caro desastre, en fin, orquestado a lo grande (ande o no ande) por un Koldo Serra más pendiente de la correcta mimesis académica que de la verosimilitud, de la pirotecnia que de las emociones, entregado a la ilustración del guión y a dudosos peajes ideológicos sobre cierto ideal folclórico vasco y una concepción de la Historia tan simplificada que no pasaría la prueba del algodón en un libro de texto de primaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios