Chiclana

La zona de casetas será objeto de una reorganización en la Feria

  • La Caseta Municipal y Equimar cambiarán de ubicación y se adaptarán los módulos a la demanda

El recinto ferial de las Albinas del Torno experimentará diferentes cambios este año durante la celebración de la Feria y Fiestas de San Antonio que tendrá lugar del 8 al 12 de junio.

Así lo avanzaban hace unos días a grandes rasgos los responsables de la Delegación municipal de Fiestas tras la reunión mantenida con la Asociación de Feriantes, adelantando que se ofrecería la posibilidad de contratar casetas de menores dimensiones a las habituales, así como la existencia de un proyecto para reubicar diversas casetas en el recinto.

En este sentido, el propio delegado del área, José Vera, tras el encuentro mantenido esta misma semana con algunos de los caseteros que instalan sus establecimientos en la feria chiclanera, ha confirmado a este medio que es intención municipal llevar a cabo una reordenación de la zona de casetas en el recinto ferial, debido en parte a las obras de ampliación que se están llevando a cabo en la Depuradora de Aguas Residuales de El Torno, y en parte por la menor demandad que se viene constatando desde hace ya varios años por parte de caseteros, asociaciones y colectivos interesados.

Así, entre los cambios previstos, en los que la Delegación de Fiestas ya trabaja y a los que se les está dando forma a través de los encuentros con los diferentes colectivos y sectores implicados, estaría la reducción del espacio dedicado a estos establecimientos en la feria.

Asimismo, algunas de las principales casetas y recintos de dicha zona cambiarían de ubicación en este nuevo diseño, de manera que las denominadas casetas de marcha pasarían al lado opuesto al que se encuentran ahora y su espacio lo ocuparían el recinto dedicado a Equimar y la Caseta Municipal, que sería trasladada del lugar que hasta ahora ha venido ocupando habitualmente en el recinto ferial junto a la citada depuradora.

En cualquier caso, y según ha explicado a este medio José Vera, quedan aún flecos por concretar en relación con estas modificaciones, de forma que en las próximas semanas se puedan ir cerrando los detalles de unas actuaciones en relación a las cuales desde el Consistorio se pretende adaptar el recinto y su diseño a circunstancias como la citada ampliación de la depuradora o la que aconteció ya en 2015, con una notable reducción en el número de casetas contratadas respecto a pasadas ediciones de esta fiesta. Cabe recordar que, en aquella ocasión, se llegó al cierre del periodo de solicitud de estos recintos con tan sólo 23 peticiones, frente a las 45 casetas con las que ha llegado a contar la feria chiclanera no hace muchos años.

Así, la demanda que exista este año, tras las modificaciones realizadas en el pliego para ofertar casetas de distintos tamaños y más pequeñas de lo habitual, también condicionará en parte los cambios que se están planificando desde la Delegación de Fiestas, de cara a evitar, por ejemplo, los vacíos y espacios libres que presentaba el recinto ferial el pasado año debido a la falta de establecimientos suficientes para completar el aforo de la zona dedicada a casetas.

Por último, desde Fiestas también se anuncia la intención de dar mayor realce a esta zona del recinto instalando una especie de pequeña portada en el principal acceso a la calle de las casetas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios