Chiclana

El proyecto de la Alameda Lora no se podrá modificar en relación al tráfico

  • La intención municipal de introducir algunos cambios en la idea original no podrá llevarse a cabo debido a los requisitos establecidos por la UE para la financiación de la iniciativa

Finalmente, el proyecto que se está llevando a cabo de reurbanización en la Plaza Jesús Nazareno, también conocida como Alameda Lora, no será susceptible de que se introduzcan algunos cambios para paliar los efectos que dicha actuación tendrá en el tráfico de la zona, como era intención municipal.

En este sentido, cabe recordar que tras las pasadas elecciones municipales, el nuevo equipo de gobierno, haciéndose eco de las demandas planteadas, según aseguraron, por parte de vecinos y comerciantes de esta zona, hizo pública su intención de negociar con la Junta de Andalucía, una de las impulsoras de la reurbanización de la citada plaza, para introducir algunos cambios en el proyecto original, sobre todo de cara a minimizar los efectos que esta actuación podía tener en el tráfico y los perjuicios que ello conllevaría para residentes y empresarios de este céntrico enclave. Asimismo, estas modificaciones también perseguían paliar las consecuencias que, a juicio del nuevo equipo de gobierno, tendrá en la circulación de todo el centro de Chiclana este proyecto, al afectar a una de las arterias principales del casco histórico como es la vía formada por las calles Jesús Nazareno, Larga y Hormaza.

Así, cabe resaltar que según está planteado el proyecto tal y como se está ejecutando, el nuevo diseño de la plaza implica la supresión de tráfico rodado por el tramo de la calle Hormaza que discurre ante la Iglesia de Jesús Nazareno, por lo que la circulación tendría que ser desviada por la calle Botica, una vía que, a juicio de los responsables municipales, no presenta las características apropiadas para soportar este tráfico. Por ello, era intención municipal permitir que se pudiera circular en este tramo final de la calle Hormaza, como hasta ahora, algo que, al menos en principio, no podrá ser, ya que el proyecto también contempla la instalación de un elemento decorativo a modo de plataforma de acceso a la iglesia que impediría esta posibilidad.

En cualquier caso, desde el equipo de gobierno se siguen estudiando las alternativas existentes para agilizar y no perjudicar en exceso la circulación por esta importante zona del centro, que además afecta a otras calles y plazas colindantes y que también se podrían ver afectadas por los cambios que ahora se llevarán a cabo en la Alameda Lora. Por este motivo, no se descarta acometer las actuaciones necesarias una vez que se compruebe el efecto real de las modificaciones en la zona para paliar en lo posible estos perjuicios, si se llegaran a producir.

Asimismo, nada se ha concretado aún por parte de los responsables municipales sobre el tratamiento que recibirán las calles Jesús Nazareno y Larga en lo que al tráfico se refiere, ya que estas vías sí permanecerán abiertas a la circulación, pero aún no se ha concretado si de forma total o con algunas restricciones.

Cabe recordar que las obras que se llevan a cabo en este céntrico enclave de la ciudad, que dieron comienzo el pasado mes de junio, forman parte de un proyecto que se incluye dentro del programa cofinanciado con fondos Feder y denominado Ciudad Amable.

Esta iniciativa, cuya puesta en marcha se ha retrasado en varias ocasiones para que no coincidiera con fechas delicadas para diversos sectores como la Navidad o la Semana Santa, cuenta con un presupuesto superior a los 350.000 euros y debe estar concluida antes de final de año, compromiso al que se llegó por parte de la empresa adjudicataria con el anterior equipo de gobierno para no afectar a la Campaña de Navidad de los comerciantes y hosteleros del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios