Chiclana

Las primeras lluvias empeoran aún más el estado de la antigua N-340

  • El tramo de vía entre la rotonda de El Pilar y Pelagatos, que es transitado por cientos de vehículos al día, presenta más grietas, vegetación y arena del talud de la vía del tranvía

Las primeras lluvias de la temporada de otoño han provocado un serio empeoramiento de la antigua travesía de la Nacional 340, concretamente del tramo que discurre entre las rotondas de El Pilar y Pelagatos.

Dicha vía, que es una conexión principal de la localidad con el citado polígono industrial, la zona de Pago del Humo, la A-48 y la propia N-340 y, como tal, es transitada al día por cientos de vehículos, ha visto como, fruto de las referidas lluvias, las grietas con las que ya contaba se han incrementado y que, tal y como era de esperar, la arena procedente del talud de la futura vía de servicio del tranvía ha invadido algunas zonas de la calzada.

Circunstancias, las referidas, a las que, además, hay que unir la importante y creciente presencia de vegetación en el margen de la vía que va en dirección a la rotonda del polígono industrial de Pelagatos; la escasa visibilidad de la pintura de señalización y el desplazamiento que han sufrido algunos de los elementos de plástico que establecen los márgenes de la carretera.

De este modo, y si ya era preocupante el estado en el que se encontraba meses atrás dicha carretera, que ha ido empeorando de forma paulatina desde que dieran comienzos las obras de construcción de la vía del servicio del tranvía metropolitano, en estos momentos las condiciones de seguridad se antojan más comprometidas para los coches y, sobre todo, para las motocicletas y bicicletas.

En relación a esta situación, cabe recordar que el delegado municipal de Vías y Obras señaló hace unas semanas que el tema ya estaba en manos de los técnicos municipales y que el arreglo de dicha vía estaba unido a la finalización de las obras de urbanización de Huerta Mata, en estos momentos en su tramo final.

No obstante, y a la vista del gran movimiento de tráfico que existe en la zona, cabría esperar que, a la espera de la mejora definitiva de dicho tramo de vía, se acometieran las tareas básicas de mantenimiento en favor de la seguridad de los cientos de conductores que a diario la transitan, más aún en plena temporada de lluvias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios