Chiclana

La primera fase del local para las cofradías finalizará en dos meses

  • Aún no se han concretado la fecha y la financiación de la segunda parte del proyecto

Los trabajos de la primera fase del proyecto de construcción del local que albergará la sede del Consejo Local de Hermandades y Cofradías y el almacén de diversas corporaciones locales se encuentran a punto de finalizar. Así lo anunciaron los responsables técnicos de las obras durante la visita que el alcalde, José María Román, y los representantes del Consejo y de las hermandades realizaron ayer a las instalaciones que se encuentran en una antigua nave de bodega, a la espalda de la capilla del Santo Cristo. En este sentido, la empresa que se encuentra ejecutando el proyecto, Reyes Aragón, explicó que en el plazo de dos meses está previsto que finalicen los trabajos dirigidos a la demolición de la parte del viejo edificio no aprovechable, la consolidación de las estructuras y el cerramiento de la nave, obras todas ellas correspondientes a la primera fase de la iniciativa que tiene un presupuesto de 140.000 euros financiados entre el Ayuntamiento y la Diputación.

Restaría así una segunda fase en la que se concluirían las actuaciones, para la que aún no se han concretado ni las fechas ni la forma de financiación. En esta segunda fase se daría forma a los almacenes que se destinarán a guardar los pasos y enseres de las cuatro cofradías que se instalarán en el local, así como las dependencias que servirán de sede para el Consejo.

Durante la visita, Román aclaró que han sido las propias hermandades las encargadas de diseñar la estructura que presentará el local, con vistas a su aprovechamiento para las necesidades de las mismas. También aclaró que han sido las cofradías más próximas a este emplazamiento y las que mayores problemas de espacio tenían las elegidas para ocupar el nuevo equipamiento, siendo éstas las hermandades de Vera Cruz, Medinaceli, Nazareno y Borriquita.

Por otra parte, el alcalde lamentó la desaprobación por parte del Obispado de la celebración de la Procesión Magna este año en la ciudad, "un proyecto para el que en todo momento hemos estado a lo que ha dictado el Consejo", manifestó. Tanto Román como el presidente del Consejo, Juan Luis Fuentes, aseguraron que habría sido muy positivo celebrar dicho evento, asegurando desconocer los motivos por los que se ha rechazado la solicitud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios