Chiclana

La ocupación hotelera en la costa baja más de un 4% en noviembre

  • Los establecimientos hoteleros ubicados en el Novo Sancti Petri que han permanecido cerrados tras la finalización del verano retornarán a la actividad a partir del próximo mes de febrero

Los grandes establecimientos hoteleros ubicados en el Novo Sancti Petri y la Loma del Puerco que permanecen abiertos durante la temporada de otoño-invierno han obtenido una tasa de ocupación media cercana al 42% a lo largo del pasado mes de noviembre, una cifra que se sitúa casi cuatro puntos y medio por debajo de los resultados registrados en el mismo periodo del año pasado.

Entonces, en noviembre de 2007, se alcanzó una tasa de ocupación del 46,36%, si bien hay que señalar que entonces permanecían abiertos dos hoteles menos de los que han decidido no cerrar sus puertas este año, por lo que el número de plazas era bastante menor.

El hotel Iberostar Andalucía Playa es el establecimiento que ha conseguido unos índices más altos de ocupación, con un 73,4%, aunque el descenso respecto al mismo periodo del año anterior está por encima de los seis puntos. Por su parte, el Barrosa Palace, que en noviembre de 2007 se encontraba cerrado, ha ocupado prácticamente el 64% de sus habitaciones en este periodo.

Rondando la media de ocupación se encuentra el Barceló Sancti Petri que, con un 45% de sus camas vendidas, ha superado notablemente el 24,7% de ocupación registrado en este mismo mes del año pasado.

Por debajo, el apartahotel Tartessus Sancti Petri, con un 35% de ocupación media, el Meliá Sancti Petri, con un 27%, el Barrosa Park (32,9) y el Vincci Costa Golf (16).

Por otro lado, en febrero comenzarán a retomar la actividad varios hoteles del Novo Sancti Petri que cerraron sus puertas tras finalizar la temporada de verano. Cabe recordar que los únicos hoteles que han permanecido abiertos todo el año son el Meliá Sancti Petri, Barrosa Palace, Iberostar Andalucía Playa, el Vincci Costa Golf y el Barceló Palace. El resto de los establecimientos y, algunos apartahoteles, han optado por cerrar y a partir de febrero procederán paulatinamente a la apertura.

En otro orden de cosas, durante el pasado mes de noviembre las consultas de visitantes en las oficinas de Turismo del centro llegaron hasta las 625, mientras que en el mismo periodo del pasado año ascendió hasta las 860 consultas, lo que establece un descenso de 235 consultas.

Todas estos datos indican la línea descendente de visitantes debido a la crisis, algo que afecta de lleno al sector servicios duramente castigado por el desempleo, junto al sector de la construcción. De los 8.460 parados que hay a día de hoy en la localidad, 3.566 pertenecen al sector servicios; es decir, un 42 por ciento del total de chiclaneros sin trabajo. Además, en noviembre, el desempleo en la ciudad afectó a 386 personas, de las cuáles 217 se dedicaban al sector servicios.

Con todo ello, la próxima apertura de hoteles será recibida como agua de mayo para trabajadores empleados en hoteles, que se han visto obligado a recurrir a la bolsa del paro hasta que se efectúe su reincorporación laboral.

Del mismo modo, los hosteleros ubicados en la costa también comenzarán la temporada en Semana Santa y, normalmente, permanecerán abiertos al público hasta que acabe el verano. Para los profesionales empleados en la hostelería es importante que en febrero se lleve a cabo la apertura al público de hoteles que han estado cerrado en invierno en la zona del Novo Sancti Petri, al considerar que atraerá a visitantes al litoral chiclanero. Asimismo, restaurantes y bares aprovechan los puentes festivos y los fines de semana para abrir sus locales y, así, paliar el parón momentáneo de la actividad hostelera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios