Chiclana

En marcha el proceso de beatificación de Pedro Salado

  • La Catedral de Córdoba acogió el acto jurídico de apertura de la causa para la canonización del misionero chiclanero

El inicio del proceso de beatificación y canonización del misionero Pedro Manuel Salado Alba obtuvo un masivo respaldo ciudadano durante la ceremonia religiosa que se celebró en la Catedral de Córdoba, donde se recordó y elogió la figura de este chiclanero, quien falleció tras salvar de morir ahogados a siete niños en una playa de Ecuador el 5 de febrero de 2012.

El acto de apertura del proceso contó con la presencia del obispo de Córdoba, Monseñor Demetrio Fernández González; del prelado cordobés y los jueces eclesiásticos designados para llevar a cabo dicha causa. El postulador de la misma fue Miguel Varona Villar, delegado para la Causa de los santos en la diócesis de Córdoba.

La cita contó con representantes del Hogar de Nazaret, familiares y ediles

A esta ineludible cita también asistieron representantes del Hogar Nazaret de Chiclana, comunidad religiosa a la que pertenecía Pedro Manuel Salado, y de distintas ciudades de España. Además, acudieron familiares del misionero, entre ellos su madre Pilar, amistades, fieles y miembros de la Corporación Municipal de Chiclana.

Durante la eucaristía en la Catedral del Córdoba hubo diversas intervenciones en las que se resaltó la heroicidad y generosidad de Pedro Manuel Salado, quien no dudó en arriesgar su vida para poner a salvo a los niños.

Cabe recordar que el pasado mes de junio, la Congregación para la Causa de los Santos daba el 'nihil obstat' a la Diócesis de Córdoba para que incoe el proceso de Beatificación y Canonización de este misionero.

Además, Chiclana ha reconocido su hazaña mediante diferentes homenajes y distinciones. En este sentido, en febrero de 2017 se llevó a cabo a la inauguración de una estatua en la plaza Jesús Nazareno en honor al misionero, una escultura obra del artista local José Antonio Barberá. Este multitudinario acto contó con la presencia del obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy.

Además, el religioso recibió a título póstumo la Medalla de Oro de la ciudad, máxima distinción que concede el municipio, en un acto que se celebró en diciembre de 2012 en el Teatro Moderno y al que también acudió su madre, Pilar de Alba, familiares y amistades de Pedro Manuel Salado.

Asimismo, en febrero de este año se descubrió una placa conmemorativa en la calle Francisco Ignacio, lugar donde nació hace 50 años el misionero chiclanero, con motivo del sexto aniversario de su fallecimiento en una playa de Ecuador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios