Chiclana

La ilusión y la alegría toman las calles

  • La Cabalgata de Reyes recorre las principales calles de la ciudad ante miles de niños y adultos · La comitiva finalizó en la Plaza Mayor, escenario desde el que Sus Majestades ofrecieron sus discursos

Miles de personas disfrutaron ayer de una Cabalgata de la Ilusión en la que Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente recorrieron las calles de la ciudad por espacio de varias horas, una comitiva que hizo las delicias de niños y no tan niños a su paso por las diferentes zonas de la localidad.

El cortejo, compuesto por 11 carrozas, varios grupos de pajes, romanos y hebreos y varias bandas de música, tomó su salida de la Caseta Municipal con puntualidad, a las cuatro y media de la tarde, para, a continuación, recorrer algunas de las calles de La Banda, abarrotadas de público a su paso. Tras varias carrozas decoradas con personajes de Walt Disney, como Mickey, Donald, Tambor o Alicia en el País de las Maravillas seguían otras en las que los motivos eran duendes, Caperucita Roja y otros personajes. A continuación, el Cartero Real, la Estrella de Oriente y Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar.

Ya en torno a las cinco y media, los Reyes Magos salían de la calle Ancha en dirección a El Lugar, cruzando el puente de Nuestra Señora de los Remedios y enfilando la Alameda del Río, donde miles de personas aguardaban deseosos la llegada de la Comitiva Real.

Al grito de "¡Aquí, aquí!", niños y adultos reclamaban la atención de Sus Majestades para que les lanzaran caramelos, unos presentes que este año incluían también paquetes de gusanitos como regalo más demandado durante el recorrido.

Especialmente concurridas estaban las calles del centro, donde, a pesar de que la meteorología amenazaba lluvia durante gran parte del día, se dieron cita miles de niños con sus familias para apurar las últimas horas antes de marchar a la cama con la ilusión de que Sus Majestades de Oriente hicieran realidad sus deseos en forma de regalos.

Como novedad este año, la Comitiva Real realizó dos paradas. La primera de ellas tuvo lugar en el centro comercial Centro Plaza, en la Plaza de Las Bodegas, lugar en el que los Embajadores de la Ilusión ofrecieron regalos a los niños de la Asociación de Síndrome de Down Asodown.

Tras esta parada en el camino, la Cabalgata se dispuso a seguir su recorrido, en dirección a la Plaza Mayor, escenario privilegiado donde este año terminaba un desfile que también incluía su paso por calles como Hormaza, Bailén o Santo Cristo.

Ya en la Plaza Mayor, Sus Majestades realizaron una novedosa visita a la Iglesia Mayor de San Juan Bautista, para, posteriormente, salir a ofrecer sus tradicionales discursos a los cientos de niños que aguardaban su llegada deseosos de cumplir con su tradicional encuentro con los Mensajeros de la Ilusión.

Una vez concluido el desfile, los tres Reyes Magos también cumplieron con su habitual cita en la Iglesia Conventual de Jesús Nazareno, donde ofrecieron sus presentes a las Monjas Agustinas Recoletas, una visita que cada año está cargada de emotividad y agradecimiento por ambas partes.

11

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios