Chiclana

Los hosteleros de Sancti Petri reciben con los brazos abiertos el Festival

  • La mayoría ha notado mejoría en las ventas gracias a los conciertos celebrados en julio

  • Son muy pocos a los que les afecta de manera negativa, culpando de ello a los atascos de la entrada

El verano ha comenzado de manera muy diferente en el Poblado de Sancti Petri. Esto se debe al ya conocido Concert Music Festival, un proyecto musical que trae consigo una oleada de conciertos de artistas nacionales de primer nivel como David Bisbal, Pablo López o Pastora Soler entre otros muchos cantantes.

Este Festival que se alargará durante también el mes de agosto ya empieza a recoger sus primeros frutos. En este pasado mes de julio, han sido muchos chiclaneros y visitantes los que se han acercado hasta el poblado para disfrutar de una buena noche de música en un lugar con tanto encanto como es Sancti Petri. Pero una vez allí, la mayoría de los que acuden a estos conciertos se empapan de la gastronomía de la zona y de todos los servicios que este poblado marinero ofrece.

Algunos hosteleros destacan la mejora de los servicios de limpieza de la zona

Según ha asegurado a este medio la mayoría de los restaurantes de la zona, el Festival y sus conciertos han traído consigo la promoción del poblado y muchas más ventajas. "Antes de cada concierto, la gente viene aquí a tomarse unas tapitas. La verdad es que estamos muy contentos de que Sancti Petri se llene de música, ya que eso no hace ningún mal a nadie", afirmaba Soledad Ariza, una de las trabajadoras y responsables del restaurante Club Náutico.

En esta misma línea, Diego Gallardo, presidente de la asociación de Pescadores ' La Borriquera' -que se encuentra muy cercano al recinto donde se celebran dichos conciertos- manifiesta su satisfacción con la organización del propio Festival. "Además de disfrutar tan cerquita de la música y beneficiarnos de este Festival, la organización se está portando muy bien con nosotros. Antes de cada movimiento nos consultan primero a nosotros. También nos ha dado trabajo a mucho de los pescadores de la zona para ayudarnos en temas de mantenimiento del recinto".

Asimismo, el presidente de esta asociación afirma que debido a la cantidad de gente que viene al poblado antes de cada concierto han tenido que "aumentar nuestra plantilla porque los días de conciertos no damos abasto. La gente nos pide muchos bocadillos, mucha bebida y la verdad es que hacemos buena caja".

La misma opinión la comparte también Francisco Pereira, presidente de la asociación de pescadores 'Caño Chanarro', quién destaca que "gracias a esto, la gente de fuera y los propios chiclaneros conocen mejor el poblado".

Pese a esta opinión positiva generalizada, hay algunos trabajadores de la hostelería de Sancti Petri que, lejos de beneficiarle esta nueva situación, se sienten perjudicados. "El año pasado teníamos toda la terraza llena gracias a las reservas que se hacen principalmente los viernes y sábados por las noches. Ahora con la llegada de los conciertos, que los más multitudinarios se realizan estos días, de veinte reservas en la terraza llenamos de diez a cinco mesas como mucho. Esto se debe a que las reservas no llegan al restaurante al encontrarse con los grandes atascos a la entrada de Sancti Petri justo a la hora de venir a cenar", afirmaba Juan Abarca, uno de los encargados de un restaurante de la zona.

Ante esta queja sobre los atascos en la entrada de Sancti Petri en la hora punta del comienzo de los concierto, los que sí se manifiestan contentos con este Festival ven totalmente normal las aglomeraciones, dicen no afectarles en absoluto y se quejan de la falta de previsión del público asistente. "Muchos de los que vienen aquí a los conciertos, quieren venir a las diez de la noche, cuando el concierto empieza a las diez y media, y en tan solo media hora, quieren aparcar lo más cerca posible del escenario, comer, beber... No se puede hacer todo. Hay que venir con más tiempo y hacerlo todo de manera más tranquila", aseguraban desde el Bar Flotante.

Desde el Club Náutico, Soledad Ariza, además, añadía que "en todo festival hay que esperar estas colas. Así que lo veo totalmente normal. La gente que no está acostumbrada a ello tiene que darse cuenta de que es mucha gente la que quiere entrar al poblado y solo hay una entrada".

Estos hosteleros, no solo han destacado las ventas como los beneficios directos del Festival, sino que también resaltan la mejora de los servicios de limpieza y mantenimiento de la zona. Por todo ello, la mayoría espera que "este Festival venga para quedarse para siempre en Sancti Petri".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios