Chiclana

El Museo acoge la muestra 'Todo es de color. Retratos flamencos'

  • La exposición, con pinturas de José Manuel Reyes, estará abierta al público hasta el 29 de noviembre

Los responsables del Museo y el autor de las obras posan durante la inauguración de la muestra. Los responsables del Museo y el autor de las obras posan durante la inauguración de la muestra.

Los responsables del Museo y el autor de las obras posan durante la inauguración de la muestra. / Ayuntamiento (Chiclana)

La delegada municipal de Cultura, Pepa Vela, el autor de las obras, José Manuel Reyes, y el director del Museo de Chiclana, Jesús Romero, han inaugurado la nueva exposición temporal ‘Todo es de color. Retratos flamencos’, que estará abierta al público hasta el próximo 29 de noviembre. Esta muestra, que es una propuesta de José Manuel Reyes, "pretende hacer visible aquello que no se hizo para ser apreciado por los ojos", explica.

“Antes de que la pandemia y el confinamiento consecuente obligara a ciertos cambios en la programación, se decidió que la música tendría especial presencia en la programación porque éste es el año de Beethoven. Obligado por la coyuntura sanitaria, el Museo revisó y reajustó su programación, pero no quiso dejar pasar por alto la efemérides y conservó, a modo de guiño, un par de exposiciones donde la música fuese protagonista, como es el caso de esta nueva muestra”, ha destacado la delegada, invitando a toda la ciudadanía a acudir y disfrutar de la misma.

Por su parte, José Manuel Reyes ha explicado que “se trata de un homenaje a Miguel Molina, reflejado en todos los cantaores que creo que son parte importante del flamenco. Además, cada cuadro tiene un color, porque cada cantaor tiene un color que lo refleja o lo identifica. También lo caracterizan las expresiones de la cara y la forma de mirar. Por todo ello, cada cuadro tiene una pequeña historia reflejada en el color, en la forma de cantar y en la vida cotidiana de cada uno de los cantaores”.

‘Todo es de color’ sirve de título a esta curiosa exposición de retratos flamencos realizados por el autor, en los que cobra el color un papel predominante como curiosa expresión de lo invisible: La voz, la música, el alma misma del artista que canta, toca o baila. Junto a las pinturas, hay una serie de glosas en cartelas realizadas a partir de los personalísimos comentarios de José Manuel Reyes. Completa esta muestra una obra singlar que, en su condición de gitano, ha querido mostrar al público este artista: "Una pintura que nos habla acerca de la persecución y el exterminio de gitanos llevados a cabo por los nazis en el contexto de la Segunda Guerra Mundial", explica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios