Chiclana

El número de desempleados en la localidad alcanza niveles históricos

  • El declive de la construcción y el final de la temporada turística eleva el número de parados a 7.242, lo que supone 548 más que en agosto · En un año, el paro se ha incrementado en 2.392 personas

Chiclana, que no hace mucho era referente y sinónimo a nivel provincial y andaluz de creación de empleo, continúa en caída libre, alcanzando, en lo que al número de desempleados se refiere, registros negativos que se pueden catalogar de históricos. Y es que, una vez cerrado el mes de septiembre, la localidad cuenta ya con 7.242 personas sin trabajo o, lo que es lo mismo, 2.392 desempleados más que en el mismo ejercicio del año anterior y 548 más que el mes pasado, lo que constituye el mayor incremento porcentual (8,16) de los últimos meses.

Un incremento que, tal y como viene ocurriendo desde que estallara la crisis, encuentra en la construcción, en su declive, uno de sus principales argumentos. No en vano, el sector, a ritmo constante, continúa engrosando la lista de parados en la localidad, contabilizándose ya 2.004 desempleados en un pilar económico que no hace mucho era una de las grandes locomotoras en la creación de empleo y riqueza.

Concretamente, en el mes de septiembre el total de desempleados en la construcción se ha elevado en 140, un dato, negativo, que ha servido para que en los doce últimos meses (desde septiembre de 2007) el número de parados en este sector se haya incrementado en casi un millar, exactamente 883.

A este aumento histórico del paro en la localidad también ha contribuido el sector servicios, si bien es cierto que, como ya viene siendo norma, sus malos resultados están condicionados por la finalización de la temporada alta del turismo.

En total, el sector servicios ha cerrado septiembre con 2.912 desempleados, una cifra que, respecto del mes anterior, se ha incrementado en 204 personas.

Así, al igual que ocurre en la construcción y pese a que los argumentos para explicar este incremento son más 'asumibles' (final de la temporada alta), en un año el sector servicios ha pasado a registrar un aumento en el número de desempleados de 658 personas, de los 2.254 de septiembre de 2007 a los 2.912 actuales.

En este balance nefasto para el empleo local también cabe destacar las 1.697 que, por vez primera, buscan un empleo en el mercado laboral y que, respecto al mes de agosto, supone un aumento de 157, mientras que, en relación al mismo ejercicio del año pasado, esta cifra se eleva a 696.

Del mismo modo, la industria, la tercera 'pata' de la economía local, también ha cerrado septiembre con saldo negativo, pasando de los 503 desempleados de agosto a los 543 actuales. Cifra, la referida, que arroja un incremento de 121 personas sin trabajo respecto a 2007.

Por último, el cada vez más incipiente sector de la agricultura también se ha sumado a este negro balance para el empleo local, registrando un aumento de siete desempleados respecto al mes pasado o, lo que es lo mismo, pasando de 79 a 86. Un incremento que, respecto al mismo ejercicio de 2007, ronda casi el 40%, ya que se ha pasado de los 52 parados contabilizados el año pasado a los 86 actuales.

En este preocupante balance para el empleo local, por sexos, el mayor aumento de desempleados respecto al mes anterior lo han sufrido los varones, con 280 parados más para totalizar 3.514.

Por su parte, el número de mujeres sin trabajo en la localidad se eleva a 3.728, 268 más que en agosto.

Respecto al mismo ejercicio del año anterior, los incrementos, respectivamente, se sitúan en 1.328 y 1064.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios