Semana Santa

El coronavirus frustra la primera salida procesional de la Hermandad del Perdón en Chiclana

  • Esta joven cofradía protagonizaba en la tarde noche de este Lunes Santo su estreno en la Semana Mayor de la ciudad

  • Su hermano mayor, Manuel Soto, traslada el pesar en el seno de la corporación e invita a los hermanos a pensar en próximas ediciones de esta fiesta 

Primera salida de la imagen del Cristo del Perdón desde la Iglesia Mayor como grupo parroquial, en el año 2015.

Primera salida de la imagen del Cristo del Perdón desde la Iglesia Mayor como grupo parroquial, en el año 2015. / Sonia Ramos (Chiclana)

"Hay un vacío muy grande, el grupo de mensajes de la Junta de Gobierno apenas tiene movimiento hoy y el silencio es muy llamativo. Es muy duro, pero no queda otra más que mirar al futuro e ilusionarnos con lo que vendrá".

Con estas palabras describe Manuel Soto, hermano mayor de la Cofradía del Perdón de Chiclana, que este año se estrenaba en las calles de la ciudad para hacer estación de penitencia por primera vez como hermandad, los sentimientos que este Lunes Santo les invaden, una tarde noche que, debido a la actual alerta sanitaria por el coronavirus, nada tendrá que ver con la fiesta que todos esperaban y en la que la joven corporación se encontraría con los muchos seguidores que ya tiene de su etapa como grupo parroquial.

El hermano mayor del Perdón, Manuel Soto, se dirige a los hermanos de la cofradía a través de las redes sociales. El hermano mayor del Perdón, Manuel Soto, se dirige a los hermanos de la cofradía a través de las redes sociales.

El hermano mayor del Perdón, Manuel Soto, se dirige a los hermanos de la cofradía a través de las redes sociales. / Hermandad del Perdón (Chiclana)

Y es que, además, la cofradía con sede canónica en la Iglesia Mayor conmemoraba en este 2020 el 20 aniversario de la primera salida de una procesión que se celebraba desde hace dos décadas por la zona de El Mayorazgo y que era conocida como la procesión de los niños, una comitiva que recorría en aquellos años las calles de su barrio con la ilusión que les ha llevado a convertirse en lo que hoy son, la cofradía más joven de la ciudad.

"Estamos frustrados, porque hemos trabajado mucho para llegar hasta aquí y se trataba de un día muy especial para nosotros, el culmen de un camino largo y con muchos momentos para recordar que hoy se iban a ver reflejados en nuestra salida y en nuestro cortejo, como por ejemplo en una Cruz Parroquial que hemos realizado del primer crucificado con el que procesionó aquel grupo de niños sobre un palé hace ahora 20 años", explica a este medio Soto, visiblemente afectado por la situación.

En lo que a las cuestiones organizativas respecta, el máximo responsable de la hermandad asegura que se han realizado las gestiones necesarias para minimizar las consecuencias negativas de esta situación en las cuentas de la cofradía, en todo lo relacionado con los gastos que genera una salida procesional que debe ser suspendida, explicando además que lo único que aún no han podido resolver es la forma de negociar el contrato con la banda de música, Vera Cruz de Los Palacios, un extremo que aún no han podido aclarar y que sigue pendiente de resolverse.

"Aunque en las últimas semanas hemos intentado estar fuertes, el día de hoy se nos está haciendo muy duro, pero debemos tener claro que ya es momento de mirar al futuro y pensar en los que peor lo están pasando, porque esta situación va a dejar muchas consecuencias para muchas personas y eso es lo verdaderamente importante", concluye el hermano mayor del Perdón, al tiempo que emplaza a los cofrades a celebrar una acción de gracias en los próximos meses a través de las procesiones de Gloria que puedan celebrarse.       

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios