El Tiempo Así se ve Sanlúcar a vista de dron tras la sorprendente granizada

Seguridad en la costa chiclanera

Nueva Luz denuncia la forma de seleccionar al personal para los puestos de vigilantes en las playas

  • Tilda de "pucherazo y vergüenza la falta de transparencia y la gestión" de esta convocatoria de empleo público por parte de la Junta de Andalucía

  • Critica que sólo nueve de los 50 contratados sean de Chiclana

Uno de los vigilantes contratados por la Junta que ya desempeñan su labor en la playa de Sancti Petri.

Uno de los vigilantes contratados por la Junta que ya desempeñan su labor en la playa de Sancti Petri. / Sonia Ramos (Chiclana)

La Coordinadora Antidroga Nueva Luz ha denunciado públicamente lo que desde este colectivo se considera como una "nefasta organización, gestión y desarrollo por parte de la Junta de Andalucía en relación con la creación de 50 puestos de vigilantes para las playas chiclaneras". Una iniciativa sobre la que lamentan que "se trata de una oferta de empleo público con un plazo de tan sólo 24 horas, un correo electrónico al que era imposible acceder, dando miles de problemas y sin ningún documento o modelo orientativo para las personas que desearan solicitarlo".

En esta misma línea, desde Nueva Luz se califica de "vergonzosa la determinación de contratar sólo a 9 personas de esta localidad, de las 50 plazas que había para Chiclana". "Es indigno que una Administración pública como la Junta de Andalucía -continúan denunciando- tome este tipo de decisiones, lo que da a entender que las otras 41 plazas serán destinadas al enchufismo por parte de este organismo, a sabiendas de que otras zonas costeras tendrán las plazas para los parados de sus municipios, o pretenden que ejerzan este trabajo ciudadanos de otras provincias o municipios lejanos que tendrían que costearse alquiler de vivienda, manutención, etcétera".

El colectivo social exige a la delegada del Gobierno andaluz en Cádiz que dé las explicaciones que merecen los chiclaneros

En opinión de los responsables del citado colectivo social, "esto no cuadra, porque vivimos unos momentos difíciles en los que nuestra asociación atiende en el reparto de alimentos a unas 100 familias y son muchísimas más las que, a consecuencia de la COVID-19, se han quedado en paro, así que con esta manera de actuar sospechamos que hay algo detrás de todo esto".

Asimismo, entienden que es la propia delegada del Gobierno andaluz en Cádiz, Ana Mestre, "quien tiene que venir a Chiclana para dar las explicaciones oportunas sobre la fórmula elegida para otorgar las 50 plazas de vigilante para las playas chiclaneras, qué criterios se han seguido, si ha habido cupo para personas con minusvalía como exige la Ley, si han contado con el Ayuntamiento, sindicatos o con colectivos sociales".

"Son muchas las preguntas que Mestre tendrá que responder ante la opinión pública chiclanera, porque esto ha sido un auténtico 'pucherazo' y han jugado con la dignidad de los más desfavorecidos", concluyen desde Nueva Luz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios