Chiclana

La ciudad lucirá sus mejores galas durante la Semana Santa

  • Se concluirán los palcos, la rampa y la iluminación en la Plaza Mayor y habrá un nuevo exorno floral

La próxima Semana Santa que se celebra del 29 de marzo al 5 de abril llega cargada de novedades y mejoras, en lo que a la organización de diferentes elementos que la componen y a la decoración de la ciudad se refiere.

En este sentido, el delegado municipal de Cultura y Fomento, José Manuel Lechuga, ha explicado a este medio que "es nuestra intención impulsar de forma decidida y sin complejos esta importante fiesta religiosa y cultural para la ciudad, que también tiene una gran repercusión en su economía y en su turismo, presentando una Chiclana atractiva y acorde con el realce y la importancia que va adquiriendo progresivamente su Semana Mayor".

De esta forma, entre las novedades organizativas que se presentarán en los próximos días están la conclusión definitiva del diseño y la decoración de la Plaza Mayor, enclave fundamental para esta fiesta. Así, el Consistorio, de la mano del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, ha ultimado la elaboración de cuatro nuevos palcos para esta zona, así como un nuevo recinto vallado para las bandas de música que acompañan a los cortejos, mientras éstos hacen estación de penitencia en el interior de la Iglesia Mayor.

Asimismo, la rampa de entrada al citado templo lucirá este año una nueva barandilla terminada en madera y acorde con la solemnidad del decorado y de los desfiles que acoge.

Por otra parte, es intención municipal que en esa fecha esté también operativa la nueva iluminación que se está instalando para el Arquillo del Reloj y la Iglesia Mayor, de forma que el primero pueda visualizarse desde ambos lados y el templo luzca de forma acorde a su grandeza e importancia arquitectónica.

Por último, en lo que a este enclave respecta, se introducirá una nueva decoración floral tanto en las farolas de la plaza como en la arcada lateral que simula el antiguo Callejoncillo, todo ello para ensalzar la imagen y mejorar la organización de los desfiles en uno de los puntos claves del recorrido de las cofradías en la ciudad.

Asimismo, en lo que a la calle La Plaza respecta, otra de las vías claves para los cortejos al encontrarse allí el palco presidencial de la Carrera Oficial, se ha procedido recientemente a la sustitución del arbolado existente en dicha calle por naranjos, una especie muy vinculada a esta fiesta por el olor que proporciona el azahar durante la primavera, y se recuperará el exorno floral de las farolas, algo que se había suprimido en los últimos años.

Por último, también dentro del objetivo promocional de la Semana Mayor chiclanera, desde Cultura se van a instalar grandes carteles anunciando esta fiesta en lugares claves de la ciudad, como la Plaza de las Bodegas, así como estelas de grandes dimensiones en las principales iglesias de la localidad, como San Telmo, Jesús Nazareno o la Iglesia Mayor.

Sin duda, se trata de una apuesta decidida por dar vistosidad y ensalzar una de las fiestas con más repercusión tanto en lo que a público se refiere, como en lo relativo a sus efectos en el comercio y la hostelería del centro, así como por fomentar e impulsar la propia Semana Santa en sí dentro de la evolución en la que ésta se encuentra inmersa desde hace años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios