Cabalgata de la Ilusión 2018 La magia y la fantasía se apoderan de las calles de Chiclana

  • Miles de personas dan la bienvenida a los Reyes Magos en una multitudinaria Cabalgata

Llegó el día más esperado para los niños. Y es que los Reyes Magos ya están aquí para llevar regalos a todos los hogares chiclaneros. El día más grande para los pequeños, quienes alimentaron esta mágica jornada con sus ilusiones y con el convencimiento de que Sus Majestades harán una parada en sus casas para dejar juguetes y todo tipo de golosinas.

Ya por la mañana, los Reyes llegaban a la ciudad a bordo de coches clásicos y de esta manera citaba a todos los niños a que acudieran a la Gran Cabalgata que iniciaría su recorrido horas después.

Y así fue. Sus sueños se hicieron realidad con la aparición de Gaspar, Melchor y Baltasar, acompañados del Cartero Real y la Estrella de Oriente, en las calles de Chiclana junto a una amplia Corte Real que realzaban este especial momento con música y bailes durante el recorrido del cortejo en la tarde noche de ayer.

Una imagen de la Gran Cabalgata de la Ilusión en Chiclana.

El desfile real comenzaba este año a las cuatro de la tarde, una hora antes de lo habitual. Desde la antigua Caseta Municipal, cerca del Campo Municipal de Fútbol, arrancaba la comitiva compuesta por diez carrozas decoradas con distintos personajes infantiles como la ‘Vampirina’, ‘Hotel Transylvania’ y ‘Los Increíbles’, entre otros.

La calle repleta de gente se transformó en un gran escenario donde los niños fueron los principales protagonistas ante un séquito real que se entregó a la fantasía del público infantil. Tras la salida de la Cabalgata, el cortejo recorrió la zona de La Banda a través de las calles Tajo, Guadiana, Antonio Pizano, Calderón de la Barca, Ortega y Gasset, Sor Ángela de la Cruz, Hoyo Membrillo, San Cayetano, Ancha y Plaza Andalucía. El ensordecedor griterío de padres y niños reclamando caramelos se apoderaban del momento.

En total se lanzaron siete toneladas de caramelos, según anunció el Ayuntamiento. Pero nunca llueve a gusto de todos, ya que siempre surgen y surgirán las quejas por el reparto de las golosinas. Así, el desfile discurría a buen ritmo hacia El Lugar tras cruzar el Puente Nuestra Señora de los Remedios y enfilar hacia la Alameda del Río, calle La Plaza, Mendaro, Plaza del Retortillo, Jesús Nazareno, Larga, San José y Plaza Mayor. El bullicio envolvía las calles del centro, donde era muy complicado situarse en un sitio idóneo para ver de cerca a los Reyes Magos. A todo esto, se sumaba aún más gente que apuraba las últimas compras en los establecimientos ubicados en esa zona.

Padres con carritos de bebé, grupos de jóvenes y no tan jóvenes, así como numerosos niños, acudían a esta ineludible y multitudinaria cita con los Reyes Magos. El constante trasiego de gente por las calles dificultaba seguir a la Cabalgata de la Ilusión en algunos tramos de su recorrido. Era lo esperado en un evento tan importante como éste, en el que la organización se volcó y esforzó para que todo transcurriera con normalidad. Desde la Asociación de Reyes Magos, con todos sus integrantes a pie de carroza, hasta la implicación de diversas delegaciones municipales del Ayuntamiento, la Policía Local, Protección Civil, Cruz Roja, bomberos, así como un amplio número de voluntarios y un largo etcétera.

Mientras tanto, el ambiente crecía conforme llegaba la comitiva a la Plaza Mayor, lugar en el que cientos de personas se agolpaban para despedir a Sus Majestades, quienes desde una tribuna saludaron a los numerosos asistentes. Y una vez finalizado este acto, procedieron a la adoración al Niño Jesús en la Iglesia de San Juan Bautista.

 De este modo, acaban las actividades navideñas que comenzaron el pasado 30 de noviembre con el alumbrado extraordinario de Navidad en las calles de Chiclana y en las que han participado numerosos colectivos para hacer aún más grande estas inolvidables fechas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios