Chiclana

Los besapiés y besamanos sirven de prólogo a la Semana Santa local

  • Numerosos fieles cumplieron ayer con su tradicional cita del Viernes de Dolores

Hasta cuatro cofradías, en tres templos diferentes, congregaron ayer, Viernes de Dolores, a numerosos fieles en sus últimos actos de culto en honor a sus titulares. Fueron las hermandades de Humildad y Paciencia, Afligidos, Nazareno y Santo Cristo las que expusieron a sus titulares en devotos besapiés y besamanos, unos actos que tradicionalmente sirven de umbral a la Semana Mayor chiclanera tanto en lo que a celebraciones religiosas se refiere, como en lo que al ambiente cofrade respecta.

Así, en la iglesia de San Telmo permanecieron expuestas durante toda la jornada en besapié y besamano, respectivamente, las imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia y la Virgen de los Desconsuelos, de la hermandad de Afligidos. Ya a última hora, en torno a las diez de la noche, el Cristo de la Piedra fue objeto del acto que la hermandad viene celebrando durante los últimos años y en el que se lleva a cabo un traslado solemne de la imagen desde el altar de cultos hasta el paso en el que procesionará el Lunes Santo.

Igualmente, la iglesia de Jesús Nazareno acogió durante toda la jornada un importante trasiego de fieles que cumplían con su cita anual con el besapié del Señor y el besamano de la Virgen de la hermandad con sede canónica en la iglesia conventual.

Por su parte, la capilla del Santo Cristo acogía la última de las jornadas del quinario, que se venía celebrando desde el lunes, con el besapié del Cristo de la Vera Cruz y el besamano de la Virgen del Mayor Dolor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios