Chiclana Treinta años después

  • El Ayuntamiento aprueba la licencia para crear 30 viviendas en una inacabada construcción de Los Gallos, cerca de la gasolinera Cepsa

  • La primera licencia se concedió en 1989 y poco después del inicio de las obras se quedó en los cimientos

Vista de la estructura del edificio, cuyas obras quedaron paralizadas. Vista de la estructura del edificio, cuyas obras quedaron paralizadas.

Vista de la estructura del edificio, cuyas obras quedaron paralizadas. / D. C. (Chiclana)

Comentarios 1

La estructura con los cimientos al aire forma parte del paisaje de la zona Los Gallos, donde una construcción inacabada durante casi 30 años de tres plantas de altura sigue la vista de todos al encontrarse en un enclave muy transitado junto a la antigua carretera de La Barrosa. El estado de este inmueble llama la atención por su gran porte y por su aspecto gris y fantasmagórico con nidos de palomas y refugio de gatos y otros animales.

En concreto se trata de la edificación sin terminar que se localiza en la referida zona de Los Gallos cerca de la gasolinera Cepsa y que linda con la Urbanización Marismas de la Almadraba.

Ahora parece que tendrá una utilidad, ya que la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento ha aprobado el expediente relativo a la licencia de obra mayor para la rehabilitación y terminación de las obras para edificio que contará con 30 viviendas. En este sentido, llama la atención que la estructura del edificio obtuvo la licencia de obras inicial en el año 1989; es decir, hace 30 años sin que avanzaran los trabajos de construcción. Además, en el año 2000 se hizo un reformado del proyecto básico, pero los trabajos seguían paralizados.

La inversión para rehabilitar, reforzar y construir las viviendas asciende a 1,3 millones de euros

En este sentido, la delegada municipal de Urbanismo, Ana González, ha destacado que “se trata de una licencia para la construcción de 30 viviendas con una inversión de 1,3 millones de euros y un plazo de ejecución desde el inicio de las actuaciones de un año”. “En definitiva, se trata de hacer una serie de refuerzos sobre la estructura existente, así como la rehabilitación y terminación del edificio”, ha aclarado González, quien ha añadido que, “en base a la Ordenanza de solares y edificaciones ruinosas aprobadas por el Ayuntamiento, se procedió a la caducidad de la licencia en diciembre del año pasado, aunque tras la presentación de alegaciones, no se aprobó la caducidad definitivamente hasta marzo”.

Una vez caducada la licencia, el promotor tiene un plazo de dos meses para volver a solicitar licencia de obra o se continúa con el proceso de declaración de propietario incumplidor en el deber de construir.

“Resaltar que, a través de este procedimiento, se están activando numerosas fincas en Chiclana, entre ellas, las ubicadas en la calle Las Albinas, donde se demolió la estructura; en la calle Cuesta del Matadero; en Agustín Bláquez; en la Plaza del Retortillo; en Hoyo del Membrillo...”, ha indicado la delegada de Urbanismo, quien ha añadido que “de esta forma se han activado los propietarios de estos inmuebles para su finalización, mejorando así las condiciones de salubridad, ornato y seguridad”.

De esta forma, ha indicado que “aún no hemos procedido a la inscripción de ese registro que se creó para edificaciones y solares, pero sí ha comenzado el movimiento para que fincas inacabadas pudieran terminarse, tal y como sucede en esta edificación de Los Gallos”, ha incidido Ana González, quien ha añadido que “así podrá ejecutarse 30 años después de la primera licencia de obra esta actuación de 30 viviendas con una inversión de 1,3 millones de euros”.

Con todo ello, una vez aprobada la licencia de obra mayor en la Junta de Gobierno Local del pasado martes, el inicio de las actuaciones previstas se encuentra condicionado a una serie de aportaciones de fianzas de residuos y nueva construcción, así como al pago de las tasas correspondientes y la presentación del proyecto de ejecución definitivo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios